Mar Díaz se va de Ciudadanos y se suma al grupo municipal de no adscritos del ayuntamiento de Cáceres

Comparte en redes sociales

No hay dos sin tres. El grupo municipal de no adscritos en el ayuntamiento de Cáceres ha pasado de no existir a tener tres concejales en apenas mes y medio. A la entrada de Paco Alcántara este pasado lunes, se sumaba en la pasada noche su compañera de ex partido y de afinidades políticas, Mar Díaz.

Mar Díaz.

Era algo que se veía venir y no ha tardado ni veinticuatro horas. A la salida de Paco Alcántara del grupo de Ciudadanos, su baja del partido y su adscripción al grupo de concejales no adscritos del consistorio cacereño se ha sumado Mar Díaz, una edil que discretamente y sin declaraciones de ningún tipo ni a ningún medio, ha decidido irse del grupo naranja y sumarse a Alcántara.

>

Este lunes ha sido un día frenético y triste para Ciudadanos. Alcántara es sustituido por Raquel Preciados sin reunión física de grupo municipal, al menos no han contado con Díaz, a la que se le comunica mediante mensaje de whatsApp si se quiere sumar a tal decisión y a su vez se le da de baja del grupo de chat de los ediles naranjas. Preciados se pone en contacto con ella, que le indica que no se suma a la firma del susodicho documento e Ibarra le da de baja del grupo de chat, sin más. Díaz se dedica a dar su clases y en la pasada noche decide abandonar el quinteto de concejales y sumarse junto a Alcántara al grupo de no adscritos.

Anteriormente, en la mañana del pasado lunes se hace público un comunicado emitido desde la sede central de Ciudadanos en Mérida en la que se refleja el cambio de portavocía municipal a favor de Preciados, que a continuación envía desde el ayuntamiento cacereño un audio aceptando la misma y poniéndose ” a disposición de Cáceres y de mi partido”, agradeciendo a Ibarra y a Ñete Bohigas, y como no a Cayetano Polo, su apoyo.

Fuentes internas indican a Digital Extremadura que Díaz ha recibido presión y malas formas en el proceso, una especie de ” invitación a irse”. Pero Díaz ya tenía decidido abandonar, sobre todo porque en el pasado abril ya hizo un intento de ello, debido a que no aceptaba como se desarrollaba la campaña municipal, en la que Alcántara ha confesado que abonó el noventa por ciento de su costo, ya que se centró fundamentalmente en potenciar la figura de Cayetano Polo a nivel regional. Entonces Díaz desistió de su actitud por fidelidad a Alcántara, que había sido su valedor para que continuara como concejala, ya que había estado los cuatro años anteriores ocupando la bancada naranja,  y así se lo agradeció Cayetano Polo en un mensaje de whatsApp.

La discreción de Mar Díaz ha sido constante lo mismo que su apoyo a Paco Alcántara, a quien acompañaba cuando éste hizo las declaraciones objeto de su expediente y que han sido la espita que ha hecho que dejara el grupo municipal y el partido. Lo mismo que ella, dejando a Ciudadanos con tres ediles, uno de ellos como portavoz, que en la mañana de este martes va a tener un encuentro con los periodistas donde seguramente pida el acta a los ediles que se han ido. Pero según se comenta a Digital Extremadura, “ ni Alcántara ni Díaz han declarado nada y nunca contra el partido. Sí contra aquellas personas que lo han utilizado para sus propios intereses sin pensar ni en Extremadura ni en este caso a Cáceres, a la que ambos se van a seguir dedicando como han venido haciendo hasta ahora por encima de presiones y directrices”.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.