MARAVILLAS RURALES DE EXTREMADURA

Comparte en redes sociales

El pasado año la elección de pueblo más bello de nuestro país  por votación popular recayó en una localidad que realmente es una belleza, Guadalupe, en la provincia de Cáceres. En este municipio se erige el Real Monasterio del mismo nombre, declarado  Patrimonio de la Humanidad en el año 1993.Esta enclavado en los Valles de Villuercas-Ibores –Jara,  muy cerca del geoparque  que ofrece más de cuarenta lugares de interés geológico. Es limpio, tranquilo, cuyos habitantes se caracterizan porque reciben con mucho gusto a las gentes que vienen de fuera a visitar tan extraordinario lugar de gran encanto y un auténtico remanso de paz. Situado entre los ríos Tajo y Guadiana son valiosas las casas que se extienden por las calles empedradas. El Real Monasterio de  Santa María de Guadalupe, tiene gran valor arquitectónico, mezcla de los estilos gótico, mudéjar barroco y neoclásico. Cuenta la historia que la imagen de la Virgen fue encontrada por un pastor llamado Gil Cordero que estaba enterrada junto al rio desde el año 714 .La Sacristía es una verdadera obra de arte, se la ha llamado  Pequeña Capilla Sixtina. Alberga los cuadros del gran Zurbarán que deleitan a los visitantes. En la actualidad ofrece una importante hospedería, donde se celebran muchas bodas, precisamente por la belleza de los alrededores y la majestuosidad del Monumento. Cristóbal Colon recibió aquí el Decreto de los Reyes Católicos que le permitió  emprender el viaje del Descubrimiento del Nuevo Mundo. A su vuelta, lo primero que hizo fue volver al Santuario para agradecer a la Virgen su protección.

Aunque no puede considerarse pueblo, más bien es una ciudad, Trujillo, “cuna de los dioses.” Tiene un conjunto urbano lleno de palacios, iglesias y torres.  Varios  monumentos son considerados bienes de interés cultural como el castillo, la iglesia de Santa maría la Mayor, el palacio de Pizarro, el palacio de San Carlos. Aquí nacieron Orellana, descubridor de la selva amazónica, primer navegante del rio más caudalosos del  mundo, héroe casi olvidado y Francisco Pizarro, conquistador del Imperio Inca. En la plaza mayor se alza una estatua ecuestre en su honor. El arte se respira en cualquier punto de la ciudad.

Ciudad “para vivirla” es Llerena,  en la zona Sur pacense. Contiene importantes conventos e Iglesias  de relieve: Uno de ellos es el Convento de Santa Clara, de planta poligonal  y celosías de piedra. La Iglesia de Nuestra Señora de Granada es un fantástico edificio de fachada barroca. La gran mayoría de las construcciones  tienen estilo   mudéjar.

Otros muchos pueblos de Extremadura  pueden considerarse  preciosidades rurales: Jarandilla de la Vera, tiene una  campiña de plantas verdes y amarillas .Conviene destacar el Castillo de los Condes de Oropesa donde residió Carlos V mientras finalizaban las obras  del Monasterio de Yuste. Es maravilla también: Jaraíz de la Vera muy conocido porque  en él se cultiva el extraordinario pimentón, famoso en todo el mundo. Tiene muy cerca una piscina natural llamada el Lago, de aguas cristalinas y un paraje que sorprende a los viajeros. Los vecinos tienen fama de tener un elevado nivel cultural. Se ha dicho que es el pueblo con el  mayor número de universitarios de España.

Cuacos de Yuste, es otra  belleza  declarada  Patrimonio Europeo, muy cerca  del Monasterio de Yuste, residencia del rey Carlos V, desde que abdicó hasta que murió, al parecer de paludismo- endémico en la zona hasta que en el pasado siglo un médico de Jaraíz, el Dr. Buezas, consiguió su erradicación- aunque algunos historiadores mantienen que su muerte se debió a  la enfermedad de la  Gota. Casi al lado puede visitarse el  Cementerio Militar Alemán, a  unos 28 kilómetros de Plasencia, donde reposan 200 soldados alemanes caídos en la primera y segunda guerra mundial. En las tumbas, muy cuidadas, figura bajo una cruz de granito, el nombre, la fecha de nacimiento y muerte y la graduación de los que allí se enterraron. Sobrecoge la extrema juventud de alguno de ellos.

Preciado tesoro es  Garganta la Olla, de frondosa vegetación con naturales saltos de agua. Hasta se  le ha llamado la Suiza Extremeña. Conserva un bello núcleo urbano, declarado Conjunto Histórico Artístico. Aquí nació la leyenda de la Serrana de la Vera, vengativa mujer que tras sufrir un desengaño amoroso dicen que secuestraba a los hombres que intentaban enamorarla. Las casas antiguas del pueblo están muy bien conservadas,  las mejores de la Vera. Destaca una ermita, la del Cristo del Humilladero y  de extraordinaria arquitectura es la iglesia de San Lorenzo. Hay pueblos en España a los que se adjudica un baldón negativo por la torpeza de sus habitantes. Una injusticia que muchos se complacen en propagar. Este pueblo, por el contrario, tiene fama de que todos sus vecinos son muy listos y se cuentan simpáticas anécdotas  que intentan demostrar la inteligencia de sus habitantes.

El pueblo de Villanueva de la Vera es otro ejemplo de bella arquitectura rural. Su casco antiguo contiene un importante patrimonio que merece una visita extensa por sus callejuelas y plazas.

Pocas tierras hay en nuestro país que contengan tantas maravillas y gentes tan abiertas y hospitalarias.


Comparte en redes sociales

2 Respuestas a “MARAVILLAS RURALES DE EXTREMADURA”

  1. Muy interesante el artículo de Guadalupe Muñoz.
    Me han entrado ganas de conocer Extremadura, debe ser una maravilla.
    Sigue escribiendo Guadalupe, te sigo siempre.
    Carmina Pagés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.