Más de 150 personas participan en la I Ruta Solidaria Azimut, Por el buen trato animal

Comparte en redes sociales

Casi 160 personas y unos veinte perros  se sumaron ” para caminar, visibilizar y apoyar una sociedad más respetuosa con los derechos de los animales”. Varios galgos que fueron abandonados por sus dueños y ahora están acogidos en el Refugio San Jorge, junto a algunos de las personas voluntarias de esta institución, han acompañado también el recorrido, para delicia de los más pequeños.

El grupo de adolescentes que organizaban la actividad no olvidaron detalle para atender a los perros que acompañaron el recorrido, ofreciendo agua para ellos, y bolsas para que sus dueños pudieran recoger cualquier regalito.

Pasadas las once y media de la mañana empezó un paseo muy animado, de casi cuatro kilómetros, bordeando el Parque del Príncipe y recorriendo vías como la avenida Rodríguez de Ledesma, la Calle San Pedro de Alcántara, la Calle Pintores y la Plaza Mayor, hasta llegar al Ágora Francesco, junto a la Iglesia de Santo Domingo. Allí, gracias a la hospitalidad de la comunidad franciscana de San Antonio de Padua, y a las manos de varias personas voluntarias, se pudo clausurar la actividad con un breve acto, al que acudieron representantes de los diferentes grupos políticos para, finalmente, disfrutar de unas migas tradicionales con las que reponer fuerzas. El Grupo Azimut, en agradecimiento a la labor realizada, ha querido regalar también una ración de migas a todo el personal de seguridad y atención sanitaria del WOMAD 2018, a través de DYA Extremadura.

Gracias a esta caminata, los y las participantes hicieron visible que una parte de la sociedad está muy comprometida con la protección animal, y ha servido para recaudar casi 400 euros con los que apoyar la labor del Refugio San Jorge. El próximo sábado, 19 de mayo, los casi 40 adolescentes organizadores de la Ruta visitarán de nuevo las instalaciones del Refugio, y llevarán este dinero y un ratito de cariño a sus protagonistas de cuatro patas.

Junto al Grupo Scout Azimut, organizador de la actividad, han colaborado instituciones como DYA Extremadura y el Ágora Francesco, junto a empresas como Lanjarón, la serigrafía AECO y la imprenta COPEGRAF, entre otras.

La Ruta ha sido organizada por la denominada Sección Scout Impeesa, formada por alrededor de cuarenta adolescentes de entre 11 y 14 años, con el apoyo de educadores jóvenes y adultos. Los organizadores decidieron diseñar y realizar una actividad solidaria abierta a toda la ciudadanía, que apoyara la labor de una institución ejemplar en la construcción de un mundo mejor desde el compromiso local. Por su especial sensibilidad hacia la protección de los animales, eligieron al Refugio San Jorge, de Cáceres.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.