La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco y la consejera de Igualdad y portavoz  de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, han mantenido  una reunión para analizar las actuaciones desarrolladas por ambas instituciones en materia de violencia de género, así como posibles medidas conjuntas para avanzar en su prevención y erradicación en la región, donde existen 1.500 casos activos.

García Seco valoró este encuentro como “una reunión importante para trabajar y revisar todas las actuaciones que se están llevando a cabo en Extremadura al objeto de mejorar la coordinación para erradicar la violencia de género”.

La delegada del Gobierno explicó que en Extremadura se están aplicando y desarrollando todas las medidas aprobadas en el marco del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, en el conjunto del cual, explicó, se está llevando a cabo una movilización de fondos “sin precedentes” por parte del Gobierno de España para atajar esta lacra.

“Para conseguir que la política sea efectiva es necesaria la implicación de todos los poderes públicos y de la sociedad, pero también es necesario un presupuesto que permita contratar una red de profesionales que asisten a las víctimas y detectan los casos en el territorio”, dijo.

Concretamente a Extremadura llegan casi cinco millones de euros anuales, a través de la comunidad autónoma y los ayuntamientos, para poder llevar a cabo esas acciones de protección de las víctimas y de sensibilización, además de toda la red de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y del Poder Judicial.

En la reunión se revisaron todas y cada una de las acciones desarrolladas por ambas administraciones y se anunció la puesta en marcha de una Mesa de Coordinación para el Seguimiento del Pacto de Estado en Extremadura con el objetivo, explicó García Seco, de ver cuáles son las medidas más efectivas a las que dedicar esos fondos.

 “Esperemos que entre todos consigamos lo antes posible erradicar esta mancha negra que nos hace tanto daños día a día y que este mes además se está manifestando de la forma más terrible con numerosos casos que no sólo afectan a mujeres, sino también a sus hijos”, concluyó la delegada.

La consejera de Igualdad por su parte valoró el objeto de la reunión con la que, como explicó, se pretende mejorar todos los convenios y protocolos “que tenemos entre el Gobierno de España y la Junta de Extremadura para proteger a las mujeres” y desarrollar acciones conjuntas “que podamos poner en marcha en el ámbito de la sensibilización, la denuncia y coeducación en distintos ámbitos de la sociedad extremeña”.