NUEVO DESASTRE DE MCLAREN.

Ganó Vettel que se pone líder del mundial por un punto. Alonso abandonó.

0
95

Gran Premio de Canadá de Fórmula 1, 2.018.

Circuito Gilles Villeneuve, Montreal. Lleno.

Tras la especial carrera monegasca, la Fórmula 1 volvió a un circuito de verdad. El trazado de Montreal se caracteriza por sus fuertes frenadas seguidas de largas rectas. Pura Fórmula 1.

Renault había anunciado mejoras en sus motores y así parecía en los libres. Red Bull, la propia Renault y McLaren hicieron buenos tiempos dando la sensación de esa subida de caballos. Mercedes competía con unos motores con muchas carreras a sus espaldas y Ferrari estaba siendo una incógnita.

Clasificación del sábado y todas las cartas sobre la mesa. Vettel voló y consiguió la pole. Bottas segundo, tercero y cuarto los Red Bull de Max y Ricciardo. Hamilton quinto. Los Renault de Hulkenberg y Carlos Sainz se colocaron en séptima y novena posición. Y McLaren muy mal. Muy, muy mal. Decimocuarto y decimoquinto. El  peor resultado del año. Terrible.

Domingo y carrera. Se apaga el semáforo y los cuatro primero se respetan. Max no lía ninguna de las suyas. Kimi le gana posición a Hamilton. Sainz mantiene puesto. Stroll se come un muro y al bueno de Hartley que pasaba por allí. Accidente espectacular sin consecuencias. Coche de seguridad. Alonso había ganado tres puestos y rozaba los puntos.

Accidente de Stroll y Hartley.

Williams, que debe tener el mismo equipo de diseño de coches que McLaren, tiene dos pilotos muy ramplones. Los espectadores canadienses se quedaron sin su piloto nada más empezar el Gran Premio.

Se retira el coche de seguridad y Leclerc y Alonso luchan durante un par de vueltas. El asturiano no puede con el Sauber. Y se demuestran dos cosas. Una, que Leclerc es un pilotazo. Ya no es casualidad que puntúe con su Sauber. La paliza que le está metiendo a su compañero Ericsson es enorme. Pide a gritos conducir un Ferrari el año que viene. Y dos que el McLaren es un churro de antología. Vamos a esto…

Seis motores Renault compitieron en Canadá. Red Bull terminó tercero y cuarto. Renault lo hizo octavo y noveno. McLaren penúltimo y abandono. Y ahora qué excusa queda. El motor es bueno, no es el mejor de parrilla pero es bueno, como lo demuestran otros bólidos que montan la máquina gala. La única conclusión es que el chasis es malo. Y eso es culpa de McLaren, de todo el equipo, incluido los pilotos. Hace unas semanas, Eric Boullier comentaba que a McLaren no se le había olvidado construir bólidos de fórmula 1. Siento llevarte la contraria Eric. Sí se os ha olvidado. Y para rematar la faena, el McLaren es feo. Si fuera rápido diríamos que es raro, pero como es un churro…

Vuelvo a la carrera que me enciendo. En el primer cambio de neumáticos, Ricciardo pasó a Hamilton. Lewis nunca pudo luchar en esta carrera con su “viejo” motor. Otra norma estúpida de la fórmula 1 actual que nos castiga a los espectadores a no ver luchas entre los grandes.

Y la carrera no dio mas de si. Ganó Vettel que adelanta a Hamilton en el mundial por un puntito. Segundo Bottas y tercero Max Verstappen. Sainz volvió a puntuar y empieza a postularse como piloto de Red Bull si Ricciardo no renueva. Ferrari a mejorado y Mercedes lo hará al poner motores nuevos. McLaren y Williams se arrastran por los circuitos (ver para creer) y Leclerc ya no es una sorpresa.

Fernando Alonso ha cumplido en esta carrera su Gran Premio número 300. Ahora le toca la gran carrera de Le Mans. Allí sí tendrá un bólido de garantías.

El mundial se pone muy interesante con Vettel y Hamilton en una bonita pugna.

Próxima estación: Francia en dos semanas.

Así va el mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.