ONGs ambientales denuncian que Extremadura permite este verano la caza de la tórtola europea

Comparte en redes sociales

Las principales organizaciones de defensa del medio ambiente que operan en Extremadura se muestran muy preocupadas ” por esta actitud del sector cinegético y por la aparente indiferencia y dejación de funciones de la Junta de Extremadura, que parece incapaz de seguir las recomendaciones de la Comisión Europea, poniendo seriamente en peligro a las poblaciones de tórtola europea de la región”, según se expone en un comunicado enviado a Redacción DEx.

Desde las ONG ambientales Adenex, AMUS, ANSER, DEMA, Ecologistas en Acción, Ecologistas Extremadura, GRUS, SEO/BirdLife y Sociedad Extremeña de Zoología (SEZ) se pide encarecidamente al sector cinegético y a la Junta de Extremadura que sigan las recomendaciones del Plan de Acción para la Conservación de la Tórtola Europea en el continente y se adopten medidas significativas para reducir la presión cinegética durante al menos 5 años seguidos, a la par que se adoptan otras para recuperar sus hábitats, en especial aquellas que beneficien a cultivos agrarios de interés, como los cereales de secano, olvidados por los grandes intereses de la agricultura industrial.

De no tomarse estas medidas y continuar con la actual situación, la tórtola empeorará sus tendencias negativas y será incapaz de soportar la presión cinegética y la falta de hábitats adecuados. En pocos años su declive superará el 30% y cumplirá los criterios para ser incluida entre las especies protegidas, lo que implicará automáticamente que deje de ser una especie cinegética.

Las ONG ambientales lamentan que la actitud de la Federación Extremeña de Caza y en general de todo el sector cinegético en España, sea la de crear cortinas de humo para eludir tener que tomar medidas que recorten la presión cinegética. Se puede entender que es una mala noticia para los cazadores decirles que tienen que cobrar menos piezas en los próximos años, pero de nada servirá intentar engañarles a ellos y a la Administración con supuestos programas de reforzamiento de poblaciones o de alimentación suplementaria, que ya han sido calificados como insuficientes por expertos científicos en todos los países europeos, que han participado en la elaboración del Plan Europeo de Acción para la conservación de la Tórtola Europea.

Las ONG ambientales coinciden con el sector cinegético en que las principales causas del declive de las tórtolas puede deberse en mayor medida a la falta de cultivos de cereal y otros factores agrarios (productos químicos, quemas de rastrojos, etc). Sin embargo, la excesiva presión cinegética es un factor también a tener en cuenta si se quiere recuperar la población de tórtola europea. Sólo en Extremadura la propia Federación Extremeña de Caza habla de 51.000 licencias, muchas de las cuales están saliendo este mes de agosto a cazar, con un cupo de 7 ejemplares de tórtola por cazador, el mismo autorizado por la Junta de Extremadura que en 2017. Esto puede suponer el abatimiento diario de una cantidad brutal de aves, especialmente si se hace en el entorno de comederos donde se las ha estado alimentando durante los meses previos, algo que los cazadores dicen que beneficia a la especie, pero que realmente sirve para aumentar el número de piezas abatidas, al concentrar la población en los cotos de caza. SEO/BirdLife estima que se abaten en España cada verano entre 500.000 y  800.000 tórtolas europeas, algo imposible de soportar por la especie en las actuales circunstancias.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.