5 estafas a evitar este verano

Comparte en redes sociales

Timos vacaciones

Aunque la mayoría de nosotros consideramos que esta época del año es una temporada para relajarnos un poco, hay otros que intentarán aprovecharse de que lo hagamos. Los estafadores están ahí y ven el verano como la mejor época para ciertos timos que, si nos despistamos de ellos, nos amargarán el veraneo.

Siempre hay un montón de estafas que se deben tener en cuenta, pero hay cinco que tienen más probabilidades de tratar de atraparte este verano. Para asegurarte de evitarlas, es mejor saber cuáles son.

Ten cuidado con ese alquiler de vacaciones barato

Esto es lo que sucede: estarás conectado/a online y verás un anuncio para un alquiler de vacaciones realmente bueno a un precio increíble. Al mostrarte interesado/a, lo miras y se te pedirá que pagues con anticipación para reservarlo.

Desafortunadamente, lo que sucede después de eso generalmente no es nada. O el contrato del lugar nunca aparece o tal vez lo obtienes, pero no significa absolutamente nada. Es muy probable que vayas al lugar que creías haber alquilado, solo para darte cuenta de que no te permiten entrar.

¿Cómo es mejor evitar esto? Aléjate de los alquileres de vacaciones que se publican en sitios gratuitos y, en su lugar, utiliza una organización legítima para ayudarte a encontrar un alquiler. Tampoco sería una mala idea visitar la casa o el apartamento antes de pagar dinero por ello.

También está la estafa de mejoras para el hogar

El verano a menudo es un buen momento para hacer un trabajo en la casa, por lo que esta estafa funciona bastante bien.

Lo que sucederá es que alguien que dice ser un contratista se presente al azar en tu casa diciendo que están haciendo un trabajo cerca y que tienen algunos materiales sobrantes.

Eso, o echarán un vistazo a algo alrededor de tu casa y te dirán que necesita ser reparado, incluso si no es así. Cualquiera que sea la ruta que elijan, el resultado final es que les pagas por un trabajo que es de mala calidad, innecesario o que nunca se realiza.

¿Cómo evitas esto? Sé precavido/a con cualquier persona que te ofrezca al azar algunas reparaciones en el hogar y, como cualquier trabajo de un contratista, obtén referencias de otras personas antes de contratar algo. Además, asegúrate de verificar que el contratista tenga licencia y ejecute una obra en regla.

El sistema de alarma que no es realmente gratis

Los estafadores pueden aprovechar el hecho de que las personas estén en casa para aparecer en tu puerta hablando sobre un problema reciente de robos en el vecindario. Continúan diciendo que eres candidato/a a un sistema de seguridad en el hogar gratis, lo que de repente suena realmente genial.

Sin embargo, el vendedor dirá que debes firmar un contrato a largo plazo para los servicios de monitorización de la compañía y, también, pueden decir que debes actuar rápidamente para aprovechar la oferta por tiempo limitado.

Otra versión de la estafa involucra a alguien que afirma ser un representante de tu empresa de alarma actual y que están actualizando el equipo a la clientela. Pero en lugar de actualizar lo que tienes, ponen el sistema de alarma de una compañía diferente y te engañan para que firmes un segundo acuerdo o contrato.

¿Cómo evitas esto? Lo mejor que puedes hacer es no comprar nunca un sistema de seguridad de alguien que simplemente se presenta en tu casa o te llama con una oferta que parece demasiado buena para ser verdad. En cambio, busca cómo elegir un sistema de seguridad investigando en Internet y hablando con otros vecinos o conocidos.

Si precisas hacer una mudanza, te puede ocurrir esta estafa

Para muchos, el verano significa mudarse. Desafortunadamente, no todos conocemos a personas con camiones grandes que estén dispuestos a ayudar, por lo que buscamos profesionales.

Eso no debería parecer demasiado difícil, pero es importante saber que si encuentras uno que parece estar cobrando una tarifa irracionalmente baja, existe la posibilidad de que las cosas que están transportando para ti nunca lleguen a tu nuevo lugar.

En cambio, lo que harán es mantener tus cosas como rehenes hasta que pagues más dinero. Esta estafa es más común de lo que piensas, y algo de lo que ciertamente no quieres ser parte.

¿Cómo evitas esto? Si te mudas o tienes que transportar enseres, asegúrate de que la compañía que elijas sea del sector de las mudanzas y esté en regla. Además, consulta a la compañía e, incluso, mira a ver si conoces a alguien que tenga alguna referencia sobre la misma.

Esa estancia en un hotel barato puede no ser lo que crees

Si estás buscando para reservar un hotel a través de Internet, puedes encontrar uno que se vea bien y tenga un precio barato. El anuncio muestra el hotel y las habitaciones, junto con la dirección y el número de teléfono, comodidades y precios.

Según todas las cuentas, parece legítimo, pero el sitio lo dirige un tercero y no el propio hotel. Les das tu información de tarjeta de crédito y puedes encontrar que no se realizó ninguna reserva, pero el estafador ahora tiene tu información.

En algunos casos, la reserva se realiza realmente, solo que te cobrarán más que las tarifas reales del hotel.

¿Cómo evitas esto? Asegúrate de que cuando buscas un hotel en línea, leas todo sobre el lugar donde estás realizando la reserva. Puedes convertirte en una operación de terceros. Eso no es necesariamente algo malo, ya que algunas empresas de terceros son legítimas y útiles. Pero querrás asegurarte de que ese sea el caso.

Fuente: https://cepymenews.es


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.