Ciudadanos agradece el trabajo de Cayetano Polo Naharro como portavoz del Grupo Parlamentario del partido en la Asamblea

Polo, Polito, el error de los Señores del Litio con Cáceres

Comparte en redes sociales

La información llegaba a la Redacción de Digital Extremadura, el medio en el que Contexto Actual colabora con sus opiniones críticas, de la siguiente guisa:

 Infinity Lithium, empresa promotora del proyecto San José- Valdeflórez, ha anunciado la incorporación de Cayetano Polo Naharro como su nuevo jefe de relaciones institucionales en España, que llega a la compañía con el objetivo de apoyar en el proceso de desarrollo del complejo industrial minero proyectado en las inmediaciones de la ciudad de Cáceres.”

Parece mentira pero las multinacionales también cometen errores de bulto, tan grandes que no son capaces de comprender cómo hacer las cosas, cómo llevar sus asuntos en una pequeña capital de provincia española,  pero es que en el caso de Cáceres y el polémico y obsesivo asunto de la mina Valdeflórez es importante, ya que hay mucho en juego: el futuro de la ciudad y su entorno,  a poco que los políticos de nómina y paro – de nómina porque no han tenido otra mejor en su vida, y de paro porque en él estarían de no haberse enchufado al partido, al puesto en la lista y a tirar de la levita de quien les pone –   dejen que fluya.

 Fichar  a quien ha sido político hasta hace unos días, que no ha tenido mayor relevancia que defender, si acaso, y no de forma velada, la apertura de la mina en Cáceres, es cuanto menos un despropósito de consecuencias inimaginables para el proyecto. Primero porque, aunque pueda parecer lo contrario, el Sr. Polo  no tiene capacidad de influencia -¿ en donde, con quien y como ? –  ni tiene experiencia en relaciones institucionales, – que nosotros sepamos, cero –  ítem mas, nos da la impresión que ni sabe como hacer lo uno ni lo otro, a no ser que se le haya aparecido la Virgen de Lourdes y le haya iluminado o se haya reciclado en un santiamén en un taller de fin de semana impartido por Iván Redondo. Y segundo, porque D. Cayetano es un vivo ejemplo de puertas giratorias que en nada ayuda en el concepto que se tiene de la política y sus devengos.

Si los “mineros” querían proyección y penetración en el tejido social, político e institucional de la ciudad de Cáceres y si hubiesen estudiado detenidamente la situación de mayoría de rechazo social,  deberían haber  contemplado un perfil más profesional, como sí han hecho con otras responsabilidades como es el caso del curtido y experto Sr. Valls,  esto es, para un proyecto de tal dificultad y calado ciudadano, personas con experiencia empresarial e incluso política, pero en este caso, consideramos nosotros,  no un cuasi neófito que no se ha apuntado ningún éxito de gran calado e influencia, sino que se debería decantar por personajes de reconocido fuste político y faja negociadora, que en situación de proximidad, unos con el PSOE y otros con el PP, podrían representar sus intereses mucho mejor que con el presente fichaje que parece más un pago por los servicios prestados como portavoz de Ciudadanos, que un trabajo con un cometido real de futuro, y lo parece porque Polo, y dadas las circunstancias actuales, ni tiene capacidad de influencia, y mucho nos tememos que no sabrá tocar adecuadamente los palillos institucionales, obsesión enfermiza de las empresas para conseguir sus objetivos.

Desde este colectivo de opinión crítica apuntamos que lo correcto hubiese sido formar un equipo, desarrollar un grupo de reconocidos y eficientes profesionales cacereños, representativos de la ciudad y de su sociedad y encomendar por áreas trabajos de penetración e introducción de pensamiento entre los ciudadanos, todo ello con prudencia e inteligencia ,con sentido común y con una lluvia fina que haga ver a los habitantes de Cáceres que la mina es el futuro y no el problema, la desazón o la debacle; futuro asegurado siempre con avales monetarios de primer requerimiento que aseguren la correcta restauración o tratamiento del entorno una vez concluida la explotación. Nadie quiere que nos dejen un hueco por el que se vea hasta Nueva Zelanda o que tengamos problemas medioambientales durante la producción, la negación sin más es impropia de una sociedad tecnológica y avanzada en pleno siglo XXI, las medidas correctoras son tan ciertas como que con ellas está asegurada la viabilidad de la salud en la Ciudad y la explotación de la mina. No estamos en el salvaje Oeste y menos en el siglo XIX. Nuestro criterio al respecto es bien claro, mina sí pero a sabiendas de que todo lo que conlleva el proyecto y su realidad sea de pleno beneficio económico y social para Cáceres y para ello menos Polo y más calor negociador y rentable pero bueno, allá Infinity Lithium con su error.

Por último, frente a políticos que sólo defienden su sillón y que tienen la mira puesta en las listas venideras para seguir cobrando sin saber de eficacia y productividad, la apuesta por la mina es clara; pero esa apuesta necesita, insistimos,  de equipos de trabajo serios y creíbles, no de operaciones como esta que degradan la iniciativa con evidente falta de estrategia y rechazo. Algunas veces grupos como el que nos ocupa han comprado periódicos o generado candidaturas pero bueno,  no hace falta llegar a tanto, por lo menos no todavía, pero si empezar a hacer las cosas bien. Y de momento…El futuro de Cáceres lo merece.

 

CONTEXTO ACTUAL ES UN GRUPO DE OPINIÒN CRÍTICA, FORMADO POR EXPERTOS EN DISTINTAS MATERIAS, PREOCUPADOS POR LA SITUACIÓN ACTUAL


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.