por qué tu pequeño comercio necesita una tienda online

Por qué tu pequeño negocio necesita una tienda online

Comparte en redes sociales

Ahora más que nunca se pone sobre la mesa la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos que corren en esta era digital. La tecnología ha llegado para quedarse y ya no se entiende un futuro sin ella.

Por ello, es necesario que los negocios se adaptan a las nuevas demandas del consumidor y del mercado interconectado, sobre todo en lo que respecta al pequeño comercio, el más perjudicado ante las grandes empresas, adaptadas hace años.

Una buena forma de comenzar en el camino hacia la digitalización de su negocio sería la creación de una tienda online, por las siguientes razones:

  1. Su mercado irá más allá de la localidad donde se encuentre y no se limitará a quienes decidan acudir a la tienda física. La localización de un establecimiento determina su nivel de clientes potenciales, pero una tienda online puede vender, mínimo, a todo el país.

 

  1. Reducción de costes. Las tiendas físicas tienen unos costes fijos como luz, agua, calefacción o mantenimiento que una tienda online no. Además del alquiler o la hipoteca por su compra. Es cierto que existen costes en una tienda online, como la compra del dominio en internet, la creación de una plataforma o la creación de la tienda online en sí, pero siempre serán menores que los de una tienda física y su alcance de clientes será mayor. Además, la mayor inversión es la inicial: una vez creada la tienda online, solo necesita de mantenimiento.

 

  1. Flexibilidad de horarios. La tienda física tiene un horario limitado por la normativa y las horas del sol. La tienda online está “abierta” todo el año y en todas las horas del día, un detalle muy importante a la hora de las ventas impulsivas o la necesidad inmediata de algo. Además, el comercio electrónico no para de crecer, puesto que las personas cada vez tienen menos tiempo para salir un día entero de compras, sin olvidar la situación sociosanitaria actual, que va para largo.

 

  1. Tus clientes y tu competencia ya están en Internet. Todo lo que puedas imaginar se vende en la red, y las redes sociales y páginas webs son el pasatiempo diario más consumido por los ciudadanos. Además, estar en la red te ayuda a estar al tanto de las novedades y cambios de tu competencia, así como de las tendencias que más gustan a los usuarios de las redes, tus potenciales clientes. ¡Adáptate y contempla los resultados!

 

  1. Potencial de crecimiento asegurado. Crear una tienda online, además de los anteriores puntos, le dará visibilidad a tu marca para consolidarla a futuro, así como mejores resultados que podrás invertir en mejorar tus productos o llegar a más personas.

Una tienda online debe ir acompañada del uso de redes sociales. Aprovecha los grupos de WhatsApp o Facebook donde estén tus contactos para facilitar tus productos. Es una buena forma de empezar dar a conocer lo que vendes y observar cómo se van multiplicando los pedidos.

En el caso extremeño, muchas son las pequeñas empresas que necesitan reorientar sus negocios ante las nuevas demandas del mercado. Aquí tienes unos cursos gratuitos de la Cámara de Comercio de Cáceres que pueden interesarte.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.