atento avp

Protesta en Atento Cáceres contra traslados y condiciones laborales

CÁCERESDESTACADAECONOMÍAVECINOS
Comparte en redes sociales

Unas 200 personas, entre trabajadores de Atento en Cáceres y sus familiares, se han manifestado este martes frente al centro de teleservicios en la capital cacereña. La protesta surge en respuesta a las condiciones laborales que la empresa quiere imponer, incluyendo el traslado de parte de la plantilla a Madrid, lo que los manifestantes consideran “un ERE encubierto” para sustituir a los operadores por Inteligencia Artificial (IA).

Reclamos de los trabajadores

Carmen Cancho, una de las trabajadoras, explicó que el servicio técnico de Atento siempre ha sido resolutivo y humano. Sin embargo, con la implementación de la IA, los clientes ya no hablarán con personas, sino con máquinas. Los manifestantes, con pancartas y gritos de “No es un traslado, es un despido”, expresaron su oposición a esta política, ya que muchos llevan en la empresa desde su inicio en Cáceres en julio de 2000 y tienen sus vidas organizadas en la ciudad.

Reducción de la plantilla y negociaciones

Atento Cáceres llegó a tener más de 400 trabajadores, pero la plantilla se ha reducido debido a los avances tecnológicos y la deslocalización a países como Colombia y Marruecos. Actualmente, los 270 trabajadores esperan los resultados de las negociaciones iniciadas el lunes, que incluyen posibles traslados a Madrid, afectando también a empleados de Toledo, Lleida y Córdoba.

En Cáceres, unas 62 personas podrían verse afectadas por esta medida, que la empresa justifica por razones económicas. Sin embargo, los trabajadores y representantes sindicales creen que es una excusa para despedir a más de 500 personas en todo el país. De los 62 afectados, 12 seguirían trabajando en la ciudad para El Corte Inglés, Energía, Luz y Más, mientras que 50 serían trasladados a Madrid.

Impacto en los clientes y teletrabajo

Cancho destacó que más del 65% de los clientes de Movistar son personas mayores que reciben un servicio de calidad, y ahora tendrán que enfrentarse a una máquina de IA. Además, el 70% de la plantilla de Atento teletrabaja desde su domicilio, lo que podría mantenerse sin necesidad de traslados.

Apoyo de Unidas Podemos

La portavoz de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, apoyó la protesta y recordó que la mayoría de los afectados son mujeres. De Miguel se comprometió a intentar detener el “ERE encubierto” y criticó a la empresa por recibir ayudas públicas y luego deslocalizarse. También señaló que el PP y Vox solo se preocupan por los trabajadores de Almaraz, ignorando los puestos de trabajo indispensables en Cáceres y Extremadura.

Los trabajadores de Atento continúan luchando por sus derechos y esperan que las negociaciones lleguen a una solución justa.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *