Redada policial en un local de La Madrila con un detenido por vender droga

Comparte en redes sociales

Eran las siete de la mañana del pasado jueves. Muchas gente en La Madrila, con motivo, principalmente, de reuniones y cenas de compañeros de trabajo.  La Sala Rita, ubicada en la Plaza de Albatros de Cáceres se encontraba abierta, como es habitual desde las seis de la mañana donde aquellos que quieren van a tomar las últimas copas de la noche u ¿ otras cosas?..

Parece ser que en esta ocasión sí. Porque numeroso público que se encontraba dentro de la sala y en los alrededores se extrañaron de que dos dotaciones de policías llegaran al lugar y procedieran a identificar y sancionar a varios clientes que estaban consumiendo droga.

Asimismo, detuvieron a un presunto vendedor de sustancias estupefacientes y además van a proponer que se sancione al local, el principal motivo permitir que se consuma droga dentro del mismo. También se investigará si cumple con el requisito de horarios y reproducción de música.

Cabe recordar que Sala Rita es un local  de los considerados históricos en la cacereña  zona de copas La Madrila, lugar últimamente de capa caída ya que no es “ ni la sombra” de antaño, donde el ambiente de la noche y la madrugada, sobre todo en los fines de semanas era un bullicio de gente que, además de beber en la calle, no solo en los bares en los que sí está permitido,  armaba mucho ruido. Ese ruido que ha conllevado la denuncia de varios vecinos que se han considerado afectados por el mismo y una sentencia, que para muchos ciudadanos, que se han movilizado en una plataforma, se considera muy injusta, mediante la cual han sido condenados dos ex políticos y doce hosteleros, estos últimos hasta con cárcel  e indemnizaciones económicas, pendientes de un indulto parcial que les evite ir a prisión.

Pero no todo ha sido en La Madrila ruido, afortunadamente según los vecinos, mucho menos. Siempre se ha sabido, que de una u otra forma, las trifulcas, las peleas han sido norma habitual. El consumo de drogas, también.El suceso de la madrugada del pasado jueves es un ejemplo más a reseñar.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.