osuna

Rodríguez Osuna, alcalde de Mérida: “El que denuncie al Ayuntamiento no trabajará aquí ni de alguacil»

BADAJOZDESTACADA
Comparte en redes sociales

Es el comentario generalizado en Extremadura pero sobre todo en la capital autonómica. Se trata de una conversación del 2 de diciembre de 2019 filtrada en las redes sociales, en la cual un trabajador le pide al alcalde emeritense, el socialista Antonio Rodríguez Osuna, quedarse como fijo en el Consistorio, ya que los sindicatos le habían informado previamente de que si él denunciaba tras estar más de dos años trabajando de forma temporal podría quedarse permanentemente.

En dicha conversación el alcalde dice que «el que denuncie al ayuntamiento no va a entrar a trabajar más mientras que esté el PSOE, porque nosotros al que nos denuncia no le vamos a meter».

“Le hicimos un favor para estar trabajando un tiempo, pero no para quedarse toda la vida. La gente lo que pasa es que le das la mano y te cogen el pie. ¿Qué manera hay? Nosotros vamos a hacer unas bolsas de empleo para cubrir bajas. Incluso vamos a hacer una convocatoria de empleo público donde vamos a poner personas que nos hacen falta. Y seguramente un (se omite el nombre) como tú hará falta. Pero hay otras personas que no van a hacer falta, entonces… El que denuncia al Ayuntamiento no entra más a trabajar. Lo indemnizamos y punto. Si a la pregunta indemnización-readmisión, indemnización. Pero eso sí, como vayamos a juicio, el que denuncia al Ayuntamiento que se vaya olvidando que vaya a entrar aquí, pero vamos, ni de alguacil”, afirma el alcalde en dicha conversación, en cuya difusión se ocultan con pitidos algunos nombres de personas.

El trabajador, en la conversación reconoce que “en fraude de ley estoy, que lo sabes, que estoy en fraude de ley”, a lo que Osuna responde con un “Eso lo sé, lo sé. Y gente que ha denunciado, también. Y les he despedido. Les voy a despedir. Se van a gastar el dinero en abogados y da igual porque le voy a despedir. Entonces yo a ti te lo estoy diciendo para que no te gastes dinero en abogados, en sindicatos ni en nada. Es ganas de gastarse dinero. Ya te contaré cuando me entere”.

El regidor añade que esto se lo ha dicho a «mucha gente; hay un montón de compañeros de partido, de toda la vida, que me han dicho lo mismo. Les hicimos un favor para estar trabajando un tiempo, pero no para quedarse toda la vida», agrega. «El que denuncie al Ayuntamiento -afirma- no entra a trabajar más, lo indemnizamos y punto. Como vayamos a juicio, el que denuncie que se vaya olvidando, no entra a trabajar aquí ni de alguacil». «Antes aquí hacían fraude de ley y no pasaba nada. Ahora, el alcalde tiene responsabilidad patrimonial», le dice a su interlocutor.

RUEDA DE PRENSA DEL ALCALDE DE MÉRIDA

El regidor municipal Rodríguez Osuna ha defendido este jueves,  al convocar a los medios de comunicación de forma urgente tras la filtración del audio ,que no tiene «nada que ocultar».

El primer edil ha justificado su respuesta al trabajador este jueves, señalando que le dijo que «nadie se iba a quedar fijo en el Ayuntamiento mientras sea alcalde», así como que «nadie va a entrar por la puerta de atrás, al tiempo que le recordaba la «oportunidad» que había tenido de poder trabajar en el consistorio.

Según la cronología de los hechos ofrecida por el propio alcalde, tras aquella conversación de diciembre de 2019, que era la «sexta o séptima» llamada que recibía de este mismo trabajador para exigirle lo mismo, el empleado logró entrar como operario del Ayuntamiento a través de uno de los planes temporales del Consistorio, cuyos contratos son de seis meses de duración.

En mayo de 2021, a falta de 55 días para que cumpliera su contrato, dicho empleado se presentó en el despacho del delegado de Personal, Julio César Fuster, para volver a reclamar que fuera contratado como «fijo» del Ayuntamiento al considerar que llevaba más de dos años contratado bajo amenaza, en caso contrario, de publicar la conversación con el alcalde en 2019, ante lo cual el concejal le «echa» de su despacho.

Según Rodríguez Osuna, una vez que el contrato finaliza el trabajador denunció al Ayuntamiento de Mérida para reclamar su «derecho a quedarse fijo»demanda que gana el Consistorio según se refleja en una sentencia de Tribunal Superior de Justicia de Extremadura el pasado 2022.

«Lo echamos, como hacemos con todos aquellos que nos denuncian porque creen que están en fraude de ley», ha insistido Rodríguez Osuna, quien ha defendido que ni él ni su equipo de Gobierno tienen «nada que ocultar» al respecto.

Al mismo tiempo, el 23 de julio el Ayuntamiento de Mérida presentó una querella penal «por chantaje, amenaza y coacción a un cargo público» contra este trabajador, que se encuentra actualmente en la Audiencia Provincial, y sobre la cual ha dicho que el consistorio, como institución, «llegará hasta el final» por tratarse de un asunto «muy grave». «El Ayuntamiento de Mérida no acepta ni coacciones, ni chantajes, ni amenazas de nadie, ni de empleados que hayan estado en el ayuntamiento unos meses, ni de constructores, ni de absolutamente nadie», ha dicho Rodríguez Osuna.

El primer edil ha argumentado que los tribunales de contratación de personal del Ayuntamiento están conformados por funcionarios del consistorio, y que en ellos no participan «ni un solo político, ni el alcalde ni nadie del equipo de Gobierno municipal», así como ha reafirmado que en los ocho años que lleva de mandato «nadie del equipo» le ha dicho a algún funcionario «quién tenía que entrar a trabajar».

En respuesta a las preguntas de los medios de comunicación, el alcalde ha recalcado que el operario no había alcanzado los dos años que afirmaba llevar con contratos temporales, así como ha señalado que no había hablado en este sentido con «ninguna central sindical», ya que ninguna ha salido en defensa de este empleado.

REACCIONES DE PARTIDOS POLÍTICOS

La vicesecretaria general del PSOE y ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha evitado pronunciarse sobre los audios del alcalde de Mérida, el socialista Antonio Rodríguez Osuna, en los que presuntamente amenaza con no dar trabajo a quienes denuncien al Ayuntamiento, asegurando que van a esperar a «escucharlo con detalle» para emitir una opinión «con rigor» a ese respecto. «Cualquier cuestión que tenga que ver con un asunto relacionado con nuestro partido político, en materia en este caso del Ayuntamiento de Mérida, esperaremos a conocerla con detalle», ha añadido la vicesecretaria general del PSOE.

Por su parte, el PP ha exigido este jueves la dimisión del alcalde de Mérida así como que no sea el candidato del PSOE en las próximas elecciones. El portavoz del PP de Extremadura, José Ángel Sánchez Julián, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el candidato ‘popular’ Santi Amaro,  ha señalado que Rodríguez Osuna no puede ser «ni un minuto más» alcalde de la capital autonómica.

Según Sánchez Juliá, en el audio el alcalde «reconoce expresamente algo extremadamente grave», que es que «quien decide quien entra a trabajar en el Ayuntamiento es él», al afirmar que «el que denuncia al Ayuntamiento no va a trabajar más mientras esté gobernando el PSOE».

Unas palabras que reflejan, ha subrayado, el «modus operandi» de Rodríguez Osuna y el PSOE, en el sentido de «reconocer públicamente que en una institución entra a trabajar quien él decida», lo cual es «extremadamente grave», porque la política de personal debe basarse en la «igualdad, méritos y capacidad» de los aspirantes «y no discrecionalidad de un alcalde socialista».

Sobre la comparecencia del alcalde emeritense ha señalado que ha tratado de «defender lo indefendible, justificándose y dando una patada hacia adelante» ante un asunto que, ha señalado, los servicios jurídicos del PP de Extremadura están estudiando por si fuera «constitutivo de delito». Asimismo, ha pedido para que explique las «mil fórmulas» que hay para trabajar en el Ayuntamiento, en lo que considera una «conducta completamente intolerable» en política.

Sánchez Juliá ha apuntado que si no se produce la dimisión de Rodríguez Osuna, debe ser el secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara quien lo tendrá que «cesar y decir públicamente que no puede ser alcalde ni candidato». «Él (Rodríguez Osuna) tiene mil fórmulas para entrar a trabajar en ayuntamiento pero nosotros solo conocemos una solución, que es la dimisión», ha insistido.

Por su parte, Ciudadanos, a través de su portavoz, Fernando Baselga, ha exigido explicaciones ante los audios del alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, al tiempo que ha pedido que el PSOE “tome medidas de inmediato”.

Así, Baselga ha explicado que se ha publicado un video en redes sociales de una conversación del alcalde “con declaraciones absolutamente impresentables” sobre todo “porque dan un mal ejemplo de lo que deben ser las instituciones”.

“Para mucha gente que está estudiando oposiciones durante 10 y 12 horas al día es un desánimo total”, ha criticado al tiempo que también ha indicado que grabar este tipo de conversaciones privadas y hacerlas públicas “puede ser constitutivo de delito”.

En este sentido, ha manifestado el diputado de CS, “lo que esta trascendiendo es el fondo de una cuestión que mucha gente sospecha en Extremadura: la red clientelar del PSOE, dar trabajo a sus amiguetes y así se mantienen en el poder durante muchos años”.

Por último, VOX ha pedido la dimisión del alcalde emeritense, al conocer el contenido del audio, motivo de polémica y amplios comentarios en medios y redes sociales.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *