Cerezas EDIIMA20150529 0649 5

UPA-UCE reivindica la importancia del cultivo del cerezo en el Valle del Jerte como motor económico, social y cultural

CAMPOCÁCERESDESTACADA
Comparte en redes sociales

La organización agraria, con motivo de la Fiesta del Cerezo en Flor, advierte que la subida del 30% de los costes de producción eleva a 1,50 euros el kilo de cereza, y pide que se repercuta en el precio final

Con motivo de la Fiesta del Cerezo en Flor, que atrae cada año a miles de turistas para fotografiar el Valle del Jerte, UPA-UCE Extremadura quiere reivindicar el cultivo del cerezo como motor económico, turístico, social y cultural para las miles de familias que viven de él en esta zona del norte de Cáceres, y sin el cual la actividad de la comarca no podría entenderse como tal.

En concreto, en lo que se refriere a la floración, este año la explosión de las primeras flores en las más de 7.500 hectáreas ha comenzado con dos semanas de retraso con respecto al pasado año, tras sumarse las horas mínimas de frio necesarias y la buena pluviometría del otoño y del invierno. Así, se espera que en los próximos días el manto blanco sea uniforme en todo el valle, acompañado de las buenas temperaturas de los primeros días de la primavera.

En lo que respecta a la campaña de recolección en sí, las previsiones arrojan buenas perspectivas para los agricultores y se espera un producto de buena calidad, aunque siempre dependiendo de si llega a completarse favorablemente el mes de abril y mayo en lo climatológico, dada la alta sensibilidad de este cultivo a las lluvias.

Reivindicaciones

En este contexto,  UPA-UCE advierte que la subida de entorno al 30% de los costes de producción para todos los cultivos también está afectando negativamente a las pequeñas y medianas explotaciones del Valle del Jerte, y exige que esta circunstancia se refleje en el precio final de venta. En concreto, la organización agraria estima un aumento cercano al 1,50 euros por kilo de cereza, lo que supone una media de costes de producción de 9.000 euros por hectárea.

Asimismo, otra de las cuestiones que UPA-UCE reclama para este cultivo es una revisión a la baja de los seguros agrarios, que experimentaron en 2022 un incremento del precio para una gran mayoría de explotaciones familiares, lo que repercutirá a la larga negativamente en la contratación de los mismos. Además, la organización agraria exige una modificación de las condiciones de estos seguros, de forma que se adapten a la realidad de las explotaciones cereceras, para que den una respuesta adecuada a los problemas climáticos e indemnicen los siniestros por variedades o por parcelas, en lugar del conjunto de la explotación, tal y como ocurre ahora.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *