Ha ocupado diversas jefaturas de servicio en la Dirección General de Política Agraria Comunitaria y entre 2009 y 2012 fue subdelegada del Gobierno en Badajoz, en la etapa en la que la titular era Carmen Pereira, para después ocupar la jefatura de Servicio del Área de Agricultura en la Delegación del Gobierno.

Además, en 2012 formó parte de la candidatura de Ricardo Cabezas a la Secretaría General de la Agrupación Local del PSOE pacense, un proceso que ganó Celestino Vegas.

Tras una legislatura de Gobierno autonómico del PP y después de que el PSOE ganara las elecciones autonómicas de 2015, fue nombrada directora general de Política Agraria Comunitaria con el principal reto de la negociación de la reforma de la PAC a partir de 2020.

Desde este cargo ha rechazado siempre cualquier recorte que pueda producirse en el presupuesto de la PAC que, para Extremadura, debe incidir en garantizar la renta agraria mediante precios justos, la lucha contra el cambio climático y la despoblación, fomentar la incorporación de los jóvenes y dar visibilidad al papel de la mujer rural, entre otros aspectos.

Como directora general de la PAC ha visto cumplirse una de las principales reivindicaciones de la comunidad: el reconocimiento como pastos permanentes de aquellas superficies en las que predominan árboles y arbustos, lo que beneficia a la dehesa extremeña.