SE CUMPLEN CIEN AÑOS DE LA ANESTESIA EPIDURAL

Comparte en redes sociales

El pasado mes se ha celebrado el centenario del descubrimiento publicado por  el médico español Fidel Pagés Miravé en marzo del año 1921. Este doctor que estudió en Zaragoza, obtuvo plaza en el Ministerio de  Defensa siendo destinado a Melilla en plena Guerra del Rif donde tenía que realizar numerosas intervenciones a los soldados heridos. Para operar con la mayor rapidez probó un especial sistema de anestesia que llamó metamérica y aplicó a 43 intervenciones con gran éxito, publicando sus resultados en la Revista Española de Cirugía que él mismo fundó.

Murió muy joven en un accidente de tráfico y su invento cayó en el  olvido. Ha sido muy recordado que un médico italiano presentó en un Congreso en 1932, la anestesia de Pagés como propia, aunque una vez descubierto,  reconoció la autoría del médico español.

El plagio es actualmente un delito. Se sabe que  todos los autores y descubridores, reciben influencias de sus lecturas y de las obras que otros publicaron con  anterioridad pero el plagio es algo distinto, sobrevuela sobre muchos, a veces sin fundamento. De  Cervantes  se ha llegado a decir  que Don Quijote lo “tomó”  del Ayax de Sófocles.  Julio Casares en su obra “Crítica Profana “también mantuvo  que Valle Inclán en la “Sonata de Primavera” “siguió” fielmente a Gabriel D’Anunzzio. Descartes, según nos dice Menéndez Pelayo , copió sus argumentos –el “cogito ergo suum” y otros- de la obra del español Gómez Pereyra  publicada varios años antes en el colegio de los jesuitas de Medina del Campo, sin que el filósofo francés hiciera ninguna referencia a su antecesor. Hay que reprochar la conducta los que presentan como propio  el trabajo realizado con el esfuerzo de otro. Es rigurosamente reprobable.

La técnica Pagés tuvo gran éxito  en obstetricia. En los Estados Unidos el Dr.Bonnica, de origen italiano, reivindicó  en 1935 al español recordándole como el primero que utilizó este tipo de anestesia, de la que se habla hoy con naturalidad en las conversaciones cotidianas, referidas a partos y cesáreas.

Actualmente en todos los Hospitales del mundo se aplica la epidural tanto en la unidad del dolor como en obstetricia para aminorar el sufrimiento del parto y por ello los científicos españoles pertenecientes a SEMDOR , Sociedad Múltiple del Dolor, han celebrado en su centenario un brillante acto de homenaje, de gran nivel científico, comenzando por una dedicatoria familiar de su bisnieta

El Dr. Velázquez Rivera publicó una extraordinaria tesis sobre el Dr. Pagés y el profesor Beláustegui una magnifica obra  sobre este gran médico. Importantes trabajos son igualmente los del Dr.  Antonio Campos, el del Dr. Mulas  y otros muchos  entre ellos su nieto el cirujano De la Mata Pagés, que han estudiado en profundidad la obra del eminente médico. El ayuntamiento de Huesca, ciudad a la que se refería como “mi querida Huesca”, ha puesto su nombre a una céntrica calle y propuso  un acto para el centenario, que ha tenido  que suspenderse por la pandemia.

Las personas que consagran su vida a la ciencia deben ser recordadas siempre  por  la sociedad. El profesor Laín Entralgo, en su obra Ciencia y Vida, manifestó que los descubrimientos “no son un tesoro súbitamente encontrado sino producto de una búsqueda que lleva consigo el esfuerzo de años”. Parecen  un regalo del cielo, pero nunca se hubieran tenido, sin  un intenso estudio que  encierra la consagración de toda una vida. Pagés había publicado con anterioridad varios trabajos transmitiendo su experiencia en busca de una modalidad de anestesia eficaz que pudo aplicar en Viena donde le requirieron para tratar a los heridos de la cruenta guerra de 1914.

Laín Entralgo dijo también  que la creación científica, económica, artística, posee siempre un carácter ético. Con su obra el autor responde de ella ante “el Tribunal de la Historia”, ¿Falla siempre en Justicia el Tribunal de la historia? El  mundo está lleno de obras excelsas olvidadas y de trabajos mediocres ensalzados pero un descubrimiento es una palpable realidad. Cada vez que utilizamos un invento realizamos un homenaje a su descubridor. Siempre que se aplique la anestesia epidural en los partos o en anestesias locales, debe recordarse al Dr. Pagés  y lo mismo sucede con otros genios como Pascal, Fleming y  tantos científicos cuyas experiencias  han resultado  un auténtico beneficio para la humanidad.

 

LA  AUTORA ES ACADÉMICA CORRESPONDIENTE DE LA REAL ACADEMIA DE JURISPRUDENCIA Y LEGISLACIÓN


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.