Surge la plataforma Por la dignidad de los maestros extremeños,ante el presunto maltrato en un colegio cacereño

Comparte en redes sociales

La plataforma ha realizado ya algunas acciones de protesta como una concentración que aglutinó anoche a unas 200 personas, la mayoría maestros, frente al edificio Múltiples de Cáceres para leer un manifiesto y mostrar su postura ante lo que consideran una situación de “indefensión” de los profesores ante este tipo de casos “mediáticos”.

El director del colegio Extremadura de Cáceres, Máximo Salomón, fue el encargado de leer un manifiesto en el que se ha pedido la restitución de la directora del centro en su puesto de trabajo y ha lamentado que, actualmente, la tarea de los maestros esté “cuestionada, criticada y sometida a juicio por una parte de la comunidad educativa, los padres”.

El manifiesto recoge que los maestros tienen que desarrollar su labor diaria “salvando obstáculos” y “con recursos insuficientes”, lo que provoca “una sensación de indefensión total y absoluta” ante los padres, la administración y algunos medios de comunicación.

“Este colectivo denuncia una indefensión ante los abusos en el control e intromisión de los padres, que dicen cómo hay que hacer el trabajo diariamente y nos acusan de maltrato, discriminación y ya, como sistema puesto en boga, te graban para descontextualizar nuestras intervenciones y presentar denuncias sin analizar todo lo que rodea una actuación de un maestro”, recoge el manifiesto.

También critican la “indefensión ante la administración”, que les exige “esfuerzos” pero que, a juicio del colectivo, les deja “desamparados ante unos padres exigentes que exponen situaciones que manejan en beneficio de sus propios hijos y no por el interés general”.

Igualmente, consideran que están indefensos ante los medios de comunicación que “venden noticias sin tener en cuenta las circunstancias y situaciones en los que este colectivo realiza su trabajo y no contrasta las veces que los maestros son agredidos por alumnos difíciles”, apunta el comunicado.

Por todo ello, y por esta situación que califican de “injusta”, exigen a la Junta de Extremadura que restituya a la directora en su puesto de trabajo en el colegio San Francisco, ahora llamado Ribera del Marco, apelan a la presunción de inocencia para esta docente, y piden el apoyo institucional y respeto al trabajo y a la dignidad de la profesión.

“Si continuamos en esta línea, la profesión de maestro se convertirá en una profesión de riesgo laboral: físico y moral, ante la tiranía de aquellos colectivos que menosprecian nuestra actuación y nos condenan ante el más mínimo atisbo de falta en el desempeño de nuestra labor”, concluye el manifiesto.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.