UN COCHE PARA GRETA

Comparte en redes sociales

No tengo duda alguna de que apuntarse a lo políticamente correcto está de moda. En este ámbito ha de inscribirse el publicitado ofrecimiento que ha hecho la Junta de Extremadura a la activista sueca Greta Thunberg: costear su desplazamiento desde Lisboa a Madrid en un coche eléctrico con el fin de que asista a la Cumbre sobre el Cambio Climático que se celebrará en la capital de España, una vez que rinda viaje en la capital lusa el catamarán ¿propulsado sólo a vela? que la traslada desde Estados Unidos.

Como todo el mundo sabe esta joven, que se ha convertido en uno de los iconos de la lucha contra el cambio climático, no utiliza en sus viajes vehículos contaminantes.

>
Greta Thunberg.

En principio la cumbre climática iba a celebrarse en Chile, pero dada la situación de tensión social existente en el país andino los organizadores decidieron cambiar su ubicación. De inmediato nuestro gobierno en funciones, adalid de la lucha contra el cambio climático, ofreció a través del Ministerio de Transición Ecológica a Madrid como sede alternativa. La ONU entidad organizadora del evento vio el cielo abierto y de inmediato nos adjudicó la organización del mismo. Ya veremos por cuanto nos sale el guateque. Pero aquí eso es lo que menos importa. Como todo el mundo sabe España es un país rico y poderoso merced a una deuda que ya alcanza el valor de nuestro PIB anual. Pero nosotros lo valemos. Y endeudarnos por unos cuantos millones de euros más ¿qué importancia tiene? Como salvavidas final algunas empresas del Ibex 35 colaborarán en la fiesta. ¿Do ut des?

Aclaro, para que nadie se llame a engaño, que me preocupa sobremanera la posible deriva climática en la que estamos inmersos. Pero respecto a ella sólo tengo en cuenta la opinión de expertos multidisciplinares imparciales (hay pocos) y no la de los adscritos a uno u otro movimiento, o defensores de determinados intereses o, simplemente de su “modus vivendi”. Tampoco sé en qué medida el hombre está condicionando con sus actuaciones el cambio climático. Hay división de opiniones. Aunque prevalece la de aquellos que entienden que las actividades antrópicas pueden estar influyendo sensiblemente en el mismo. Aunque la influencia de la actividad humana pueda solaparse con la variabilidad climática que siempre ha existido en la Tierra a lo largo del tiempo.

Y en ese sentido, aunque sólo fuera por precaución, parece sensata la toma de medidas para reducir todo lo posible las emisiones de GEIs (Gases de Efecto Invernadero) que son los causantes principales de la alteración climática. Pero estas acciones, para que sean eficaces, tienen que llevarse a cabo por todos los países a la vez. ¿De qué sirve que la UE y España al frente faltaría más, nos hagamos adalides en la toma de medidas de mitigación y adaptación al cambio climático si los países más contaminantes como Estados Unidos, China o la India se excluyen del compromiso, o actúan con la boca pequeña? Pues no servirá de nada o de muy poco.

Me sorprende la ocurrencia de la Junta de Extremadura de correr con el gasto para facilitar un coche eléctrico a la activista sueca. Una jovencita de dieciséis años, que dudo que posea la experiencia y los conocimientos científicos suficientes para erigirse en bandera de la lucha contra el cambio climático, anatematizando con su encendido discurso a todo bicho viviente. Me gustaría conocer qué organizaciones o intereses manejan la barca de esta joven activista.

Así que me resulta chocante que Extremadura, que es una región cuyo balance de emisión – absorción de GEIs –  es prácticamente negativo, se ponga al frente de la manifestación, costeando a la joven activista su viaje en vehículo eléctrico. ¿Será para que los países emisores nos tomen como ejemplo y dejen de emitir CO2? Si es así, vamos listos.

Sería mucho más conveniente que nuestra administración autonómica dedicara sus medios y esfuerzos a resolver los importantes problemas que padece nuestra tierra y que no somos capaces de solucionar. Porque aunque hemos mejorado a lo largo de la transición, seguimos en el furgón de cola y sin converger con el resto de comunidades autónomas españolas.

Como ejemplo debería esforzarse en habilitar fórmulas de desarrollo, que impidan la salida de jóvenes extremeños que abandonan la región y que no volverán a ella, con la pérdida de talento que en muchos casos comporta tal emigración irreversible.

Y, de paso, analizar con detenimiento el reciente trabajo editado por el Club Senior de Extremadura y suscrito por profesores investigadores de las Universidades de Extremadura y Zaragoza en la que con datos fehacientes se describe el terrible problema de la huida de su tierra por parte de la juventud extremeña.

A lo largo de los últimos tiempos unos 2.500 jóvenes en edad laboral han abandonado anualmente nuestra región. Según las conclusiones del estudio, si no se toman medidas, en 40 años Extremadura no tendrá jóvenes. Terrible futuro para nuestros hijos y nietos.

Actuaciones de calado para evitar esta emigración y el consiguiente despoblamiento  de la región, son las que deberían implementarse, en lugar de apuntarse con este tipo de ocurrencias al coro de lo políticamente correcto, costeando el desplazamiento en un coche eléctrico a la joven activista. Habrían de tener en consideración que lo mismo no existen instalaciones para recargarlo durante el viaje.Que esa es otra.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.