Tras pasar por la UCI y por tres intervenciones quirúrgicas, actualmente “está felizmente restablecido” y solicitó reunirse con los que él definió como “sus ángeles de la guarda entre lágrimas y palabras de agradecimiento”.

La rápida actuación de los agentes al realizar la técnica de reanimación cardiopulmonar fue “esencial” para que esta persona volviera a respirar y tener pulso, según ha informado a través de una nota de prensa la Policía Nacional.

Los hechos sucedieron sobre las 17,30 horas cuando, a través de una
llamada a la Sala 091 de la Comisaría de Mérida, un hombre alertaba de
que su padre se encontraba inconsciente en su casa, sufriendo una parada
cardiorrespiratoria.

Los agentes policiales que rápidamente acudieron al lugar, en la calle Camino del Peral de esta localidad, observaron a un varón con la piel amarillenta, sentado en el sofá, y comprobaron que el mismo carecía de respiración y pulso.

Asimismo, inmediatamente, mientras uno de ellos solicitaba la asistencia de los servicios sanitarios, los otros se alternaban realizándole la técnica de reanimación cardiopulmonar, consiguiendo, no sin esfuerzo, que minutos después esta persona volviera a respirar y recuperara el pulso.

El varón, de 65 años de edad, tras ser estabilizado, fue trasladado al hospital, donde ingresó en la UCI y posteriormente fue intervenido  quirúrgicamente en tres ocasiones, encontrándose a día de hoy restablecido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.