Una nueva avería del tren Huelva-Madrid deja “tirados” a los pasajeros cerca de Zafra

Comparte en redes sociales

“Cada dos por tres parándose debido a un calentón de la máquina”. Esa es la frase de uno de los pasajeros del tren Huelva-Madrid este viernes, que por lo que respecta a Cáceres tenía su llegada a las cuatro y diez de la tarde.

Ayer mismo se reunía el presidente de la Junta Fernández Vara con el ministro de Fomento, José Luis Abalos. la entrevista concluyó con un cúmulo de decisiones para solucionar el grave problema que se viene padeciendo en Extremadura con las líneas ferroviarias. Pero ni a las 24 horas de dicha entrevista se ha podido esperar para sufrir un nuevo incidente.

A poco kilómetros de Zafra, en Medina de las Torres, a las 15.58 horas, 30 grados en su interior, como se puede apreciar en una de las imágenes que ilustran esta crónica,  el tren Huelva-Madrid ha ” dicho” que ya no sigue más. Se ha calentado una máquina, y a los pasajeros se les ha comunicado que se solucionará su situación en la medida de las posibilidades. Una de ellas, trasladarlos en taxi a Mérida y en la capital extremeña, otra solución. Traslado en autobús y otro tren a los destinos. Varios pasajeros con destino a Cáceres que deberían haber llegado a las 16.10 horas lo han hecho a las 19.58 horas. He ahí un retraso de casi cuatro horas después del periplo tan desgradable que han pasado.

El calor en pleno campo, de nuevo. La desesperación ha vuelto a aflorar en los pasajeros. La rabia y la resignación, también. El hecho es que muchos de ellos iban a Madrid a presenciar el concierto de los componentes de Operación Triunfo pero, claro, a este paso, no llegarán ni al próximo espectáculo. Una nueva “Operación fracaso” del espectáculo que llevan a cabo Renfe y Adif casi a diario con los sufridores extremeños, principalmente.

A ver si el nuevo gobierno, el nuevo ministro de Fomento, las nuevas conversaciones con el Pacto del ferrocarril de Extremadura, ¿¿??, sirven para algo. Pero de momento y hasta que no se demuestre lo contrario, nadie confía ya en nada de lo dicho.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.