4 pasos para cuidarse a uno mismo: cómo amar tu cuerpo

Comparte en redes sociales

Hay una pregunta muy común entre personas que aún no han podido aprender a amarse: ¿cómo has aprendido y puedes seguir queriéndote de esa manera?

Es cierto. La persona que es segura de sí misma es capaz de amarse y seguir queriéndose sin depender de las opiniones de los demás, como es el caso de las escorts de Sevilla. La estética, los cánones de belleza, las tendencias y las condiciones impuestas para que se siga una manera de vivir, enmarcan las posturas que están por todas partes en la vida cotidiana.

Como todo en la vida, habrá demasiados factores que puedan influir de forma negativa. Un día malo, unos kilos de más, una marca de expresión que la vida te da porque sonríes demasiado. Sí, hay de todo. La verdad es que no es fácil o natural pensar que un cuerpo normal está bien o es suficiente para ser un templo lleno de amor propio y respeto.

Amar al propio cuerpo es una jornada de paciencia y autoconocimiento. Es un ejercicio diario y puede que sea un gran desafío que hace que uno tenga dudas de la belleza propia por no ser exactamente lo que se pide en los cánones de un cuerpo perfecto.

Entonces la pregunta: ¿cómo amar tu cuerpo?

Skokka considera cada cuerpo como patrimonio personal, el pasaporte para el placer, la felicidad y los éxitos en la vida cuando uno se encuentra bien. Por eso hay 4 pasos de cómo amar a tu cuerpo y entrenar a tu mente para sentirte mejor. ¡Hay que cuidarse!

Paso 1. Conéctate a ti

La fórmula personal del autoconocimiento es hacer algo con ganas y que dé la sensación de autorrealización. Es una estrategia fundamental para conocer y expresar la personalidad que uno tiene. Es empezar a entender que no siempre la vida va a dar todo lo bueno. Aún así, el autoconocimiento permite que descubrirse ofrezca el poder de cambiar, de alguna manera, todo a su alrededor.

Estar en contacto con la naturaleza, viajar, salir, bailar, darse un paseo… Esas son algunas actividades que, aunque parezcan muy comunes y a veces rutinarias, ayudan a manifestar talentos e individualidad que pueden ser suprimidas entre obligaciones de trabajo y vida social.

Por lo tanto, cuando hay oportunidad de tener tiempo para uno mismo, se puede reafirmar las capacidades que cada uno tiene o puede desarrollar para su bienestar, generando mucho más poder y autoconfianza.

Paso 2. Tener en mente: tu cuerpo es una máquina perfecta

El cuerpo humano es un mundo. Un universo completamente conectado que funciona con varios motores que entre sí hacen que esa máquina funcione. Su complejidad puede ser comparada a las tecnologías más avanzadas, con sistemas interconectados que propician que haya vida.

Y vivir la vida depende exclusivamente del esfuerzo personal con una mezcla entre inteligencia (intelectual y emocional) y los sentidos humanos que regalan todas las emociones también personales.

Un cuerpo pertenece a una persona, no al revés. Nadie tiene que ser esclavo de su cuerpo. Aceptar todo lo que hay de positivo y trabajar lo que considera negativo puede ser un primer paso.

Aun así hay que tener en cuenta que hay modas. Está la estética, están los cánones que llevan algunas personas que no tienen el primer paso, autoconfianza, a cuestionar si su cuerpo es realmente suficientemente bueno frente a la sociedad.

Buscar información, entender las curvas del cuerpo, estudiar su biotipo… Apreciar los detalles que un cuerpo tiene es lo que inspira a las más famosas modelos y escorts en Cáceres. Y también debe ser el objetivo de las “personas comunes” que quieren amarse por completo.

En este caso lo importante es mantener el equilibrio entre lo que se considera bueno y lo que se puede mejorar, siempre intentando entender que cada cuerpo y persona, es un mundo diferente.

Paso 3. Elige una dieta que no sea de otro mundo

Mirarse al espejo puede ser la alegría o tristeza del día. Si hace falta perder peso para amar al cuerpo, la lección más importante es priorizar la salud, siempre sin pausa, pero sin prisas.

Lo ideal es elegir un proyecto para adelgazar, o simplemente mantenerse, que sea viable mezclando dieta con ejercicios en la mejor medida. Todo combinado es capaz de acelerar la pérdida de peso y ayudar a controlar la ansiedad.

Paso 4. Acepta la edad que tienes

Es fundamental entender que cada etapa de la vida tiene sus maravillas y dolores, trae muchas cosas buenas y lleva otras… Y el cuerpo es la máquina que debe ser cuidada de manera diferente a medida en que pasa el tiempo. No obstante, el ser humano es capaz de aprender de todas las experiencias que se vive.

El secreto para no entrar en crisis tanto con la apariencia como con las emociones es vivir cada etapa de la vida de manera completa. Con la cabeza en el sitio intentando entender que todo pasa y algunas cosas no pueden ser cambiadas, como es el caso de la edad.

Después de los 30 es normal que algunas prendas ya no quepan, el cuerpo está en constante cambio y la piel ya necesita cuidados que antes no eran tan visibles. Las marcas de expresión, las curvas un poco mayores que antes… Eso es real pero es posible seguir siendo la misma persona tan bonita de antes.

El consejo es aprender a no ser estricto consigo mismo y no prestar atención a lo que piensan los otros. Valorar el cuerpo que se tiene, saber diferenciar cada momento de la vida. Lo mejor es olvidarse de lo que ha quedado en el pasado, amarse ahora mismo y buscar las mejores formas de mantenerse bien.

¡Enamorarse de uno mismo es la clave!

 

Fdo.: Julia Santos


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta