EL CAMINO A SEGUIR

Comparte en redes sociales

El Presidente del Gobierno en una
intervención reciente en Salamanca ante directivos del PP, repitiendo la imagen
de un Rajoy casi “·flemático”, con frialdad, diría mejor con serenidad, ha
hecho una exposición que ha resultado muy positiva, y suponiendo que la “procesión
le va por dentro”-, trasluce al exterior toda la esperanza de que es capaz, y
además creo que lo consigue y genera confianza. Porque es verdad que ha dejado
en mal lugar a quienes decían que España no era un país gobernable, y al
referirse a las polémicas recientes en cuanto al déficit público y a las
posiciones de algunas Comunidades Autónomas junto al malestar ciudadano por las
reformas del Ejecutivo, ha mostrado su preocupación principal por las personas
que quieren trabajar y no pueden, y que hoy son ya 6.200.000 las que suman la
cifra de españoles en situación de paro.

.

    El gran objetivo es crecer, crear empleo y
mejorar el  bienestar de las personas. Al
crecer se genera más actividad económica, más empleo, la gente consume más y
además  paga sus impuestos generando más
riquezas, con lo que se puede destinar dinero a educación, sanidad servicios
públicos etc.

  El objetivo no es reducir el déficit, el objetivo
capital es crear empleo
”. Escuchar todo esto al Presidente del Gobierno, ha
de generar por fuerza un estado de esperanza, pero a pesar de que la esperanza
es lo último que se pierde, no hay que olvidar la situación de ahogo que vienen
sufriendo tantas familias españolas y hay que activar a toda prisa políticas de
crecimiento que palien lo antes posible esta situación.

 

   Hasta ahora se han corregido 22.000 millones
de euros de déficit público, se han gastado cuatro billones de pesetas menos, y
se han llevado a cabo reformas estructurales, como la estabilidad
presupuestaria, la reforma laboral y  la reforma
del sistema financiero, con lo que la situación  tiene por fuerza que variar si se compara con
la que había hasta hace poco más de un año

.

   Pero hasta
que  no haya crecimiento económico y
creación de empleo en España no  podemos
parar, y estos son los dos objetivos principales que Rajoy se marcó en su programa
electoral,.  Destruir es muy fácil pero construir es muy complicado el
Gobierno va a seguir por este camino y “lo vamos a conseguir” ha dicho el
Presidente del Gobierno, el .objetivo es “crecer, crear empleo y mejorar
el bienestar social.

 

   Mariano Rajoy, ha prometido que se hará
una “distribución” ordenada del déficit entre todas las administraciones
y se ha mostrado convencido de que se llegará a un acuerdo y entendimiento con
las comunidades autónomas para el reparto.

 

   Esa distribución ordenada, se espera que vaya
en consonancia con el esfuerzo que cada Comunidad Autónoma ha realizado, aquí
en Extremadura se ha cumplido con aquello a lo que se comprometió el Gobierno
extremeño en 2012
con
respecto a los objetivos de déficit público, por lo que “no hay vuelta de hoja”,
ha sido una comunidad cumplidora, mientras otras no lo han sido tanto y de
alguna manera se van a aprovechar de la decisión extremeña. Si todas las
Comunidades Autónomas hubieran cumplido como Extremadura, ahora seguramente ya
tendríamos más cerca el camino del crecimiento económico.

 

 El
camino a seguir  es el que conduzca al
crecimiento de la actividad económica y a la generación de empleo

 

 

 

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.