DOS AÑOS DE GOBIERNO DEL P. P. (I)

Comparte en redes sociales

En  Deportes  y  Centros  de  salud,  nada  de 
nada.

 

            Después de dos años de
gobierno autonómico y local, me gustaría hacer un balance “grosso modo” de lo que
han supuesto para la ciudad de Mérida, estos dos años de Gobierno conservador
del Partido Popular, en los que unas veces con la excusa de la desafortunada crisis,  otras por la “herencia recibida” y el
ahorro para superar el déficit; para nuestra ciudad nada de nada.

 

            En primer lugar y una
vez pasadas las elecciones, el actual Presidente autonómico Sr. Monago rechazó la residencia oficial
y presidencial del Paseo Fernández López en Mérida que para algo está, y todo
por el consiguiente “ahorro económico” según él (aunque con mucho costo
efectivo según los números reales para las arcas autonómicas); desairando y
despreciando a la ciudadanía emeritense, cuando además no ha resultado una
buena excusa, puesto que de haberlo anunciado en su programa, cuando era
candidato a la presidencia, seguramente más de algún votante de la ciudad se
hubiera pensado el voto de otra manera.
 Demasiado listo.

 

            Para no hablar de todos, muchos de los proyectos que hemos
denunciado en fechas anteriores, se paralizaron  o ya estaban paralizados desde hacía décadas y
en vez de mejorar a lo largo de este tiempo y ponerlas de nuevo en
funcionamiento, han empeorado.

 

            Actualmente no hay ni una
sola obra del gobierno regional en la ciudad, que se esté ejecutando a día de
hoy, pues el Centro de Salud
Mérida-Norte nos parece el mejor ejemplo para comentarlo, ya que sigue paralizado en
la actualidad, por falta todavía de no sabemos qué gestión burocrática falta…, cuando a menos de 15 kms. del domicilio actual del Presidente, ya
se inauguraron los Centros de Salud de Cerro Gordo, La Pilara-Suerte de
Saavedra y otro más en Talavera la Real solo este año, de lo cual nos alegramos
naturalmente y en todos, ha estado presente el Sr. Monago y su séquito.

 

            La entrada del nuevo
gobierno autonómico (Partido Popular) en la ciudad supuso un rechazo total y
contrario hacia el orden establecido, pero sobre todo fue la carta de
presentación de lo que nos esperaba a lo largo de la legislatura, sobre todo en
deporte:

 

            Mérida se perdió en el
olvido, hasta de la desaparición en la Vuelta Ciclista a España, cuando Mérida
era paso obligado, y todo gracias al inmovilismo del nuevo gobierno regional y
de su Presidente autonómico en particular, que no se preocupó en absoluto de
estos temas. ¿Porqué  antes 
si,  y  ahora 
no?.

 

            Y siguiendo con el
mismo tema deportivo, tampoco se tuvieron en cuenta los cien (100) años de
fútbol que se cumplían en nuestra ciudad con nuestro Mérida, C. P.
en el 2012, cuando se efectuó la visita del Presidente de la Federación Española
de Fútbol el Sr. Villar, anunciando
que la Selección Nacional jugaría en Extremadura. ¿Y en Mérida por qué no, después de haber sido el primer equipo
representativo de Extremadura, en la categoría más alta del fútbol español?.

 

             La realidad fue que Mérida quedó
fuera de todos los eventos deportivos relevantes
de la región como el fútbol, el baloncesto y hasta el ciclismo, que
terminaron culpando a la organización del evento nacional, en lugar de
conseguir la llegada de una etapa a la Capital autonómica, como hubiera
ocurrido en cualquier otra autonomía que se preciara de ello.

 

            Lejos quedaron
igualmente sus gestiones en los viajes a Madrid cuando era candidato a la Presidencia,
para
mostrar
total e incondicional apoyo a la candidatura ibérica conjunta del Mundial de
Fútbol (España-Portugal)
y aquello terminó sin pena ni gloria,
porque la presencia de Selecciones Nacionales en nuestra ciudad, nunca fueron de su agrado ni interés; eso ya
era mucho para Mérida.

           

            Según parece, el Estadio
Romano tampoco estaba a la altura de las circunstancias, ni podía albergar un
encuentro de fútbol de tal trascendencia, algo que naturalmente no se sostiene,
sobre todo si no olvidamos que la selección nacional (la roja), salió
clasificada desde Mérida, para quedar campeones del mundo en Sud-África,
después de eliminar a la selección de Estonia por 3-0. Todo un lujo de ética deportiva y de aficionados. ¿Os acordáis?

 

 

 

            Pero eso sí, algo se han
preocupado por el deporte en nuestra ciudad, al menos reconocen que MÉRIDA
PATINA, según se recoge en el frontal de la Sala de Patinaje que ha colocado
indebidamente el Concejal de turno en la Plaza de España, para uso y disfrute
de los niños en estos días navideños; aunque a decir verdad, ya sabemos que “Mérida
lleva patinando con mucho riesgo, hace mucho tiempo”
gracias a los
políticos que nos gobiernan; así es que no hacía falta que los dueños de la
Sala, nos lo hubieran recordado de esta manera.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.