Extremadura ha perdido uno de cada tres autónomos empleadores desde el inicio de la crisis

Comparte en redes sociales

El número de autónomos con trabajadores contratados se ha reducido un 33,6 por ciento en Extremadura desde el año 2008, en lo que supone la mayor caída en el conjunto de las comunidades autónomas españolas, según los datos recabados por la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE).

   En concreto, en los últimos cinco años, entre el cuarto trimestre
del año 2008 y el mismo trimestre de 2013, han desaparecido 8.900
autónomos que tenía trabajadores contratados. La caída en Extremadura es
“la mayor de España en tasa y supone la desaparición de uno de cada
tres autónomos con asalariados de finales de 2008”.

   Este dato de la última Encuesta de Población Activa (EPA) es
“especialmente preocupante ya que limita a medio plazo las posibilidades
de creación de empleo al desaparecer actividades que además tenían
trabajadores asalariados contratados”, sostiene la organización en un
comunicado de prensa.

   En Extremadura los autónomos empleadores según la EPA del cuarto
trimestre de 2013 eran 17.600 mientras que cinco años antes, en el mismo
trimestre de 2008, los autónomos con trabajadores asalariados
registrados eran 26.500.

   Las “desaparición” de estos 8.900 autónomos empleadores es
“especialmente grave si la inmensa mayoría” del tejido productivo y de
empleo de una economía está compuesto por pequeñas unidades de
producción “como es el caso de Extremadura y España”.

UNO DE CADA CUATRO EN ESPAÑA

   En España, los autónomos con asalariados contratados bajaron en
289.600 en comparación con el cuarto trimestre del 2008, lo que supone
una caída del 24,85 por ciento. Según la EPA, en el cuarto trimestre
2013 había 875.700 autónomos con trabajadores asalariados a su cargo en
España, mientras que cinco años antes ese número era de 1.165.300.

   Para la secretaria general de UATAE, María José Landaburu, “este
dato de la EPA es especialmente preocupante ya que limita a corto y
medio plazo las posibilidades de creación de empleo tanto por cuenta
propia como asalariado. En efecto, la desaparición de autónomos
empleadores tiene como consecuencia no sólo la pérdida del empleo del
trabajador por cuenta propia, sino también la de todos los trabajadores
asalariados que tuviera contratados”.

   Las comunidades autónomas con mayor intensidad de caída de
autónomos empleadores, todas ellas con tasas negativas por encima del 30
por ciento en estos cinco años, han sido Extremadura, -8.900 (-33,6%);
Cataluña, -71.200 (-33,3%); Cantabria, -5.700 (-32,8%); Galicia, -26.800
(-31,1%); Madrid, -40.300 (-30,3%); y Navarra, -4.700 (-30,1%).

   Sólo una Comunidad aumentó su número de autónomos empleadores en
este difícil período, Canarias, con unos mil empleadores más, un 2,9 por
ciento.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.