El PSOE pacense traslada una queja al Defensor del Pueblo por la no apertura de la biblioteca de Santa Ana

Comparte en redes sociales

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Badajoz ha trasladado una queja al Defensor del Pueblo relativa a la no apertura de la biblioteca de Santa Ana que “a pesar de cuyas obras acabaron hace más de dos años y medio, sigue cerrada”.

 Los socialistas basan su queja en el Manifiesto de la Unesco que
proclama su “fe en la biblioteca pública como fuerza viva de educación,
cultura e información y como agente esencial de fomento de la paz y los
valores espirituales del ser humano”. La Unesco alienta a las
autoridades nacionales y locales “a que apoyen las bibliotecas públicas y
participen activamente en su desarrollo”.

   Los socialistas pacenses basan también su queja en “los continuos
anuncios fallidos y en la movilización de los vecinos pidiendo su
apertura”. En 30 folios, el Grupo Socialista documenta al Defensor del
Pueblo “todo el proceso desde 2007 hasta la actualidad”, según informa
en una nota de prensa.

   El Grupo Socialista pide al Defensor del Pueblo que “lleve a
efecto las acciones jurídicas o de cualquier orden que se entiendan por
su parte necesarias para que los ciudadanos de Badajoz puedan obtener de
los responsables del equipo de gobierno del ayuntamiento la apertura
inmediata y sin más dilaciones de la Biblioteca Pública de Santa Ana”.

   Los socialistas piden al equipo de gobierno que facilite el
informe técnico que “descarta a los trabajadores de la bolsa de
auxiliares de biblioteca, que se puso en marcha en 2012, y que se
prefiera acudir a la contratación de una empresa privada, tal y como han
manifestado varios concejales del PP”.

   Asimismo, el PSOE considera que “no hay ninguna razón” para acudir
a una contratación privada para dotar a la biblioteca de Santa Ana de
personal auxiliar temporal. El alcalde “no puede argumentar que se acoge
al RDC 20/2011 de congelación de la oferta de empleo público, pues no
es una prohibición absoluta contratar a personal temporal y permite
cubrir necesidades que afecten al funcionamiento de los servicios
públicos esenciales”, como es el caso, según los socialistas.

   De ahí que desde el PSOE no entiendan que el alcalde no contrate a
auxiliares de biblioteca de la bolsa municipal, vigente desde 2012, con
165 aspirantes “esperando empezar a trabajar”, de los 195 que aprobaron
la prueba de acceso.

   Una bolsa que en su apartado 11, hace referencia a que el
llamamiento de los aspirantes aprobados se hará “progresivamente en
función de las necesidades de personal que demande el servicio hasta
agotar la totalidad de la lista de aprobados”.

   Por todo ello el PSOE pide que el alcalde “desista” de contratar a
una empresa y que empiece a utilizar la disponibilidad de la bolsa y
que, si no lo hace, será porque tiene “un interés concreto en que sean
unos determinados empleados los que se coloquen y no los de la oferta
pública”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.