ELOGIO DE LA PEREZA

Comparte en redes sociales

Qué bien se está sin hacer/

otra cosa que mesarse los cabellos!/

Salir al albero de la vida,/

montado en el caballo de la abulia/

y devolver, uno tras uno, por desidia,/ los toros que
pretendan cualquier lidia/ de nuevo                  a la mesura del chiquero./

Robar del árbol del deseo/

la fruta que cayó de extramadura./

Tomarla sin esfuerzo a ras del suelo./

Libar el néctar detenido/                en su dulzura y medir la calma/
chicha del mar, como un farero,/ que está muy por encima             de la bruma./

Tumbado en la hamaca/                de las dudas deshojar flores/
infinitas, saboreando el tedio en cada pétalo./

 Saber que así, sin
hacer nada,/

estamos lejos del motor/              del mundo y su intifada,/            mas felices de sentirnos/
indispuestos.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.