El abogado del conductor de la retroexcavadora dice que no se sabe nada del tacógrafo del bus

Comparte en redes sociales

El abogado del conductor de la retroexcavadora implicada en el accidente ocurrido cerca de Castuera (Badajoz) y en el que fallecieron cinco menores, José Duarte, ha asegurado que “a día de hoy” no se sabe “nada” del tacógrafo que alberga los datos de la velocidad a la que iba el conductor del microbús siniestrado, J.G..

En declaraciones a Europa Press Televisión, Duarte ha explicado que el conductor del microbús es el “dueño” y “responsable” del tacógrafo en el momento del accidente, ante lo que ha añadido que si se lo hubiera aportado a la Guardia Civil esa misma noche se sabría a qué velocidad iba.

 

En esta línea, el letrado ha destacado que al preguntar al conductor del microbús sobre la localización del tacógrafo, éste respondió que “lo había llamado un guardia civil por teléfono para preguntarle por él”.

 

Asimismo, ha informado de que este pasado lunes, día 2, se ha interrogado a un conductor voluntario de Cruz Roja que llevaba una de las ambulancias que llegaron al lugar la noche del accidente, quien habría asegurado a la jueza que “estuvo hablando” con el conductor del microbús momentos después del siniestro.

 

Según este voluntario de Cruz Roja, el conductor del microbús habría afirmado que no había “visto la máquina”, en referencia a la retroexcavadora, y que “ojalá” se hubiese “matado” él en lugar de los menores fallecidos.

 

En esta línea, el abogado ha considerado que el conductor del microbús tiene que estar en la causa penal “como imputado” y va a insistir en que la posición procesal de las dos personas implicadas sea la misma.

 

EL INTERMITENTE

 

Duarte también ha explicado que su cliente, F.F.M, sostiene que”puso el intermitente a 50 metros “aproximadamente” en el punto de la maniobra, mientras que el último auto hacía referencia a una maniobra “antirreglamentaria” por no poner el intermitente, ante lo que ha añadido que “no hay ningún dato objetivo en la causa que pueda avalar eso”.

 

Por otra parte, el letrado ha asegurado que el auto del 9 de mayo por el que se decretó la prisión provisional para su cliente fue “precipitado”, porque la jueza “solamente” tomó declaración a su defendido y no interrogó a los guardias civiles que hicieron el atestado.

 

Por otra parte, según Duarte, “los niños desmienten la versión del conductor del minibús”, ya que éste habría manifestado en un atestado que él circulaba momentos antes del accidente “tocando el claxon” y haciendo “ráfagas” para “avisar” al conductor de la retroexcavadora.

 

Palabras, ha añadido, que “ni uno solo de los niños” habría corroborado, ni tampoco”el entrenador del equipo de fútbol sala de Monterrubio de la Serena del que formaban parte los menores.

 

 Asimismo ha asegurado que el conductor del microbús habría rectificado “lo que había dicho en el atestado” la noche del accidente, ya que el informe recoge que decía que circulaba “a 80 kilómetros por hora”, mientras que ante la jueza habría asegurado que circulaba a 50 kilómetros por hora “treinta o cuarenta metros” antes de encontrarse con la retroexcavadora.

 

QUERELLA CONTRA EL CONDUCTOR

 

También ha informado que ha presentado una querella contra el conductor del microbús, sobre unas “unas afirmaciones terribles”, en las que habría asegurado que el conductor de la retroexcavadora estaba “riéndose” y “contento” en los momentos posteriores al siniestro.

 

El letrado ha destacado que con el atestado delante es “rotundamente falso”, por lo que anticipó a la jueza en aquel mismo momento que formularían una querella por “supuesto delito de falso testimonio vertido ante su señoría” y “además” contra un reo imputado y en prisión provisional.

 

Duarte también ha explicado que diligencias de prueba posteriores han resultado ser “beneficiosas” para su cliente, puesto que el análisis de sangre enviado a Santiago de Compostela resultó ser “negativo” por consumo de sustancias estupefacientes, a pesar de haber dado “positivo” en el test de saliva, pero la ley de seguridad vial “da validez” al análisis de sangre, ha apostillado.

 

El abogado ha expuesto también que el resultado negativo de los análisis tendría que haber desembocado en la puesta en libertad del conductor de la retroexcavadora “en ese mismo momento”, a lo que ha añadido que cuando se ordenó un nuevo informe sobre los análisis resultó “también exculpatorio”, por lo tanto, “no se podía acreditar que esta persona estuviera conduciendo bajo los efectos de ninguna sustancia”.

 

ATURDIDO

 

Sobre el estado de su cliente, ha indicado que se encuentra “aturdido” y que lo ha pasado “fatal”, no tanto “por el problema legal”, sino porque el hecho de haber estado “en prisión” le hacía parecer “culpable” ante los “padres” de los niños fallecidos.

 

En esta línea, ha considerado que cree que “poco a poco” los familiares de las víctimas irán comprendiendo que habrá que esperar al juicio.

 

El próximo día 13 de junio está previsto que declaren en el juzgado de Castuera (Badajoz) los guardia civiles que elaboraron el atestado la noche del siniestro.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.