Suelta del último lince que quedaba en cautividad en Extremadura

Comparte en redes sociales

El último lince que quedaba en cautividad en Extremadura ha sido soltado en la Finca Herdiales, en Valencia de las Torres, y con esta suelta ya están liberados ocho linces, cinco machos y tres hembras.

[Img #37682]Además del lince que se ha puesto en libertad, se ha liberado otro más, por recomendación de los expertos.

 

De los ocho ejemplares de linces que han sido soltados en las últimas semanas, seis ya están completamente en libertad y estos dos últimos están sueltos en una finca cercada para dejarlos completamente libres cuando pasen varios días aclimatándose.

 

La reintroducción del lince ibérico en Extremadura tras 30 años de ausencia es fruto de las actuaciones realizadas por la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno de Extremadura con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y del Proyecto LIFE+ IBERLINCE: ‘Recuperación de la distribución Lince ibérico en España y Portugal’.

 

El objetivo principal de este proyecto es recuperar la distribución histórica del lince ibérico tanto en España como en Portugal, puesto que es el felino más amenazado del mundo y actualmente está en peligro de extinción en fase crítica.

 

En Extremadura, la iniciativa cuenta con una inversión de 4,8 millones de euros y con la participación de la Dirección General de Medio Ambiente (que aporta 1,2 millones de euros) y otros tres socios, la empresa Agroforex, Fundación CBD-Hábitat y Adenex. Además, colaboran el Centro de Cría en Cautividad del Lince Ibérico de Zarza de Granadilla, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales; los centros andaluces de cría en cautividad de Olivilla y Acebuche; y el de Silves, en Portugal, de donde procede el ejemplar soltado esta mañana.

[Img #37681]

Todos los integrantes del programa llevan trabajando durante tres años en acciones como estudios de mejora de hábitats, reuniones de coordinación, estudios sanitarios de carnívoros, acciones para evitar atropellos y de conectividad y permeabilización de vías de comunicación, selección de áreas de reintroducción, muestreos de conejos y de hábitat y control de las amenazas para la especie. Estas actividades han permitido generar hasta el momento ocho empleos directos y 31 indirectos.

 

Desde el Gobierno de Extremadura han hecho un llamamiento a la sensibilización social para concienciar a la población de la importancia que tiene la existencia del lince ibérico en el ecosistema.

 

En este sentido, se han llevado a cabo importantes acciones de divulgación, sensibilización social e información sobre la reintroducción de esta especie.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.