UNA SOLUCIÓN PARA GUADALUPE DE EXTREMADURA…Y EL MUNDO

Comparte en redes sociales

Ya me he referido al Día de Extremadura en mi último artículo sobre Regionalismo Extremeño,y cómo la Virgen de Guadalupe es esencial en dicha celebración,lo que ahora se vuelve a poner de manifiesto con la carta que el presidente Monago acaba de enviar al Papa Francisco.En ella parece que subraya que “los extremeños gozan de la devoción a la Virgen de Guadalupe,patrona de la región,y la consideran como una seña de identidad”.Cabalmente con lo que coincidimos en dicho artículo.Esto es para nosotros lo más importante,aunque comprendemos la reiteración de Extremadura para que Guadalupe sea incardinada,desde el punto de vista religioso-administrativo,en una diócesis extremeña,con ser esto importante.

 

 

     Hay que tener también en cuenta que Guadalupe-con sus más de 100 nombres repetidos en América-dan sobre todo su sentido “universal” a los extremeños en el mundo…E igualmente hay que tener muy en cuenta el fundamental tema pastoral,pues las diócesis extremeñas están faltas de vocaciones y sacerdotes,mientras no es así felizmente en el arzobispado de Toledo.¿Quién atenderá a esa treintena de pueblos que se quieren desglosar de este último arzobispado?

 

 

     Pero yendo al tema religioso-administrativo,hay que afrontarlo con elevación y respeto.Hemos hablado mucho de esto hace tiempo con los dirigentes de la benemérita Asociación GUADALUPEX Vicente Sánchez Cano y el inolvidable Rafael García Plata,que se nos murió de extremeñismo recientemente,él que tantas iniciativas extremeñas planteó y desarrolló a lo largo de su fecunda vida(Diario Extremeño,presidente del Hogar Extremeño de Madrid,su Biblioteca,etc.etc.).Y siempre les recomendamos que evitaran las estridencias en las reivindicaciones,y que fueran más bien,como decían :”comprensivos y tolerantes,pero firmes en la solución”.Menos hablar de “injusticia”,”afrenta”,”agravio”,”anacronismos”,…

 

 

     Pues bien,en algunos de nuestros contactos me atreví a proponerles una solución a tan espinoso problema,que les resumo ahora aquí a ustedes.Se trata de ver cuál sería la solución más acertada : incluir Guadalupe en la diócesis de Plasencia,la de Coria-Cáceres o la archidiócesis Mérida-Badajoz.Cada una tiene sus pros y sus contras,y habría también que replantearse pueblos de Badajoz que dependen de la diócesis de Plasencia,por ejemplo,no sólo los de Cáceres que dependen,como Guadalupe,de Toledo.O sea,toda una reordenación administrativa-eclesiástica,de Extremadura,por mor de las divisiones político-administrativas actuales.

 

 

     Pero vayamos a lo más sencillo : se debe explorar si sería posible incardinar Guadalupe en una especie de “prelatura nullius” en el Arzobispado Mérida-Badajoz,con lo cual no descendería de un arzobispado(Toledo) a una sólo diócesis,sino a otro arzobispado.SERÍA UNA PRELATURA NULLIUS TERRITORIAL.El “prelado” sería el P.Superior o Guardián de los Franciscanos de Guadalupe.

 

 

     También hay que tener en cuenta que la diócesis,archidiócesis en este caso,que ha llevado más gente en peregrinación siempre a Guadalupe ha sido Badajoz.Basta recordar a aquel canónigo de la catedral de Badajoz que las organizaba,D.Manuel Medina Gata.Y no hablemos de la gente de Villanueva de la Serena que allá van año tras año…

 

 

     Desde luego,no estoy versado en Derecho Eclesiástico ni Canónico,pero quiero creer que esta solución sería viable…


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.