Almodrote de berenjenas

Comparte en redes sociales

Para mí, las berenjenas blancas no suponen ninguna novedad ya que es habitual encontrarlas en el mercado franco de los miércoles en Cáceres sitio por el que suelo dar una vuelta en su busca. Son además de buenas, baratas: Por un euro te darán entre tres y cinco unidades.

[Img #38748]Las berenjenas blancas son las más antiguas, las primeras en ser cultivadas. Parecían huevos y no frutos , la voz inglesa para nombralas es “eggplant”: la planta que da huevos.

 

La piel es más suave y su carne es más parecida a la de las setas que la de las berenjenas, dan el aroma a tierra húmeda propia de los hongos.

 

[Img #38746]Como ando interEsado en la comida sefardí, he decidido preparar con ellas un delicioso almodrote de berenjenas, buscando la inspiración en el magnífico recetario con que me ha obsequiado  una amiga bloguera, que aunque sólo fuese por esta delicia, es acreedora de todo mi agradecimiento. Era este plato el desayuno típico de los sábados para los judíos sefarditas.

 

 

Esta es mi receta para el almodrote de berenjenas blancas:

 

3 berenjenas blancas.

1 cebolla mediana.

3 galletas de soda. (En sustitución de pan ácimo).

150 gr. de queso fresco de cabra de La Vera. (Como flor de harina, blanco)

Una cucharada de cominos.

Una rama de hierbabuena.

Dos cañas de cilantro fresco.

3 huevos.

Un chorrito de nata.

Queso parmesano rallado.

 

[Img #38747]

 

 

Si uno de los placeres que proporciona el pecado de la gula es el aroma de los alimentos, al infierno de cabeza que vamos.

 

Asamos las berenjenas en el horno a 200ºC durante una hora, son más firmes que las moradas. Las dejamos templar y deshacemos en tiras. Ablandamos la cebolla en una sartén con una gota de aceite y ponemos ambas cosas en una fuente para horno. Añadimos el queso de cabra en trocitos, desmenuzamos las galletas de soda y mezclamos bien. Aliñamos con una cucharada de cominos, la hierbabuena y el cilantro picados y sal al gusto.

 

Hecho hasta aquí, aliñados con aceite y un chorro de limón, hacen una ensalada estupenda; pero yo quería hacer la receta completa, más contundente.

Batimos tres huevos, les añadimos un chorro de nata líquida y un par de cucharadas generosas de queso parmesano rallado. Lo vertemos sobre la mezcla anterior, introducimos en el horno a 180º C durante 40 minutos.

 

En caliente o en frío, está realmente bueno.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.