Un joven es denunciado por llevar un perro Bull Terrier sin bozal ni seguro de responsabilidad civil

Comparte en redes sociales

La Policía Local de Badajoz ha levantado un acta-denuncia por infracción a la Ley 50/1999 a un joven de 23 años que paseaba un perro “potencialmente peligroso”, de raza Bull Terrier, que se encontraba sin bozal y que carece de seguro de responsabilidad civil.

A  las 20,00 horas de este pasado lunes agentes de servicio del cuerpo municipal observaron a un joven que se encontraba en la esquina de la calle Menacho con la avenida Juan Carlos I acompañado de un perro “potencialmente peligroso”, de raza Bull Terrier que se encontraba sin bozal.

 

   Los agentes le detuvieron para hablar con el joven que, al serle solicitada la documentación del animal, “manifiesta que no tiene la obligación de portar licencia, documentación, ni bozal”.

 

   Por tanto, destaca la policía que como consecuencia y dado que el can carece de seguro de responsabilidad civil se levantó un acta-denuncia por infracción a la Ley 50/1999 sobre tenencia de animales peligrosos.

 

CONDUCÍA DE FORMA ERRANTE CAMBIANDO DE CARRIL

 

   Por otro lado a las 02,15 horas de este martes una dotación policial ha visto cómo un vehículo que circulaba por la avenida Carolina Coronado “lo hace de forma errante, cambiando de carril y pasando un semáforo en rojo”.

 

   Ante ello conectaron los sistemas de emergencia del vehículo policial para tratar de detener el vehículo, lo cual realizan en la avenida Adolfo Suarez y al contactar con la conductora observaron que “podía encontrarse bajo los efectos del alcohol, ya que no se mantenía correctamente en posición vertical, tenía un fuerte olor a alcohol y el habla pastosa”, ante lo cual deciden dar aviso a la Unidad de Atestados.

 

   Una vez en el lugar dicha dotación la conductora accede a realizar las pertinentes pruebas de alcoholemia aunque al realizar la primera prueba “interrumpe el soplado quedando invalidada la prueba” y tras indicar como efectuarla vuelve “a realizar la interrupción de la misma negándose a continuación a realizar más pruebas”.

 

   Seguidamente se le realizó un examen de sintomatología “llegando los gentes a la conclusión de que la conductora, C.B.V. de 65 años, conducía un vehículo bajo los efectos del alcohol, quedando imputada por tal delito, así como por negarse a efectuar las correspondientes pruebas de alcoholemia”, ha señalado el comunicado, que informa que también se ha procedido a levantar cuatro actas por infracción a la ley 1/92 de tenencia de sustancias estupefaciente, todas ellas en la carretera de Campo Mayor


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.