Digital Extremadura

El PSOE tiende la mano a Monago para consensuar la ley LGBT

Comparte en redes sociales

La portavoz del PSOE de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha tendido la mano al Gobierno extremeño para sacar adelante la futura ley LGBT y ha reclamado a Monago que no dé la espalda al diálogo y cometa el error de «patrimonializar» dicha ley.

Según Gil Rosiña, Monago «no quiere aprobar las leyes mediante el consenso político, que es el que hace que esas leyes sean válidas para cuando se produzca un relevo en el gobierno».

 

Así, ha asegurado que el PSOE comparte la necesidad de sacar adelante una ley para acabar con la discriminación que sufre el colectivo de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales en la región, pero que algo tan importante no puede legislarlo el Gobierno extremeño «en solitario».

 

Según la portavoz, se está «negando el diálogo a los grupos políticos con representación en la Asamblea y a la sociedad civil organizada».

 

Así lo ha manifestado Gil Rosiña tras mantener una reunión con miembros de la Fundación Triángulo para conocer las aportaciones del PSOE respecto de la ley.

 

En este sentido, ha avanzado que la intención de la Administración autonómica, es llevar la ley al Parlamento por lectura única.

 

Asimismo, ha señalado que las cuestiones relacionadas con derechos sociales o igualdad de género presentadas en la Cámara extremeña «vienen al calor de las reivindicaciones de las organizaciones que han luchado en este país por tener los mismos derechos que el resto de personas» y no son de los partidos.

 

La posición del PSOE en este sentido, según la portavoz, es tender la mano al Ejecutivo de Monago para que Extremadura tenga «una buena ley LGBT» y que se pueda poner en marcha «independientemente» de quien gobierne en la comunidad en mayo o en «posibles legislaturas».

 

Por ello, ha reiterado la «necesidad» de que la ley «nazca» del «consenso» y ha asegurado que su partido «no» pondrá «cortapisas» para que su tramitación sea de urgencia, conscientes de que los trámites «tienen que ser más cortos». «Monago no puede legislar de espaldas al diálogo», ha sentenciado.

 

EL DIÁLOGO ES FUNDAMENTAL

 

Por su parte, el representante de la Fundación Triángulo, José María Núñez, ha afirmado que el objetivo de la fundación es que la futura ley LGBT fuera participada por todos los partidos políticos y organizaciones sociales comprometidas con los derechos de este colectivo porque «no debe hacerse de otra manera».

 

En este sentido, ha reclamado una ley «que fuera como mínimo, igual que la mejor que se haya aprobado en el territorio nacional», porque los extremeños, dice, «no somos menos que los demás».

 

Así, considera que debe ser una ley «de máximos» que cuente con el apoyo favorable de todo el Parlamento, que se convierta en «referente nacional e internacional», y que incluya «como mínimo todas las cuestiones que han recogido en la ley que recientemente aprobó el Parlamento catalán» y en cuanto a transexualidad, ha dicho que su referente es la ley de Transexualidad andaluza.

 

Asimismo, ha indicado que otras cuestiones que también debe recoger la futura ley LGBT es el reconocimiento a las acciones que ha desarrollado Fundación Triángulo durante 20 años como el servicio plural, y que incluya elementos de identidad como la consideración del Día de los Palomos que se celebra en Badajoz como un día «de reivindicación», así como eventos de cultura LGBT como FanCineGay.

 

Igualmente, ha manifestado la satisfacción de la organización porque «esté sobre la mesa, la aprobación de una ley que condene la discriminación por identidad de orientación afectivosexual» al tiempo que ha asegurado que aun que una tarea «ingente» en ámbitos como el social, educativo o sanitario.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta