Digital Extremadura

La Asociación Unificada de Guardias Civiles lamenta el trato vejatorio a sus agentes en la comandancia

Comparte en redes sociales

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha lamentado el «trato vejatorio» que reciben sus agentes por parte de los jefes responsables de la comandancia de Badajoz, y han criticado que «sobre dinero» para altos cargos y no se destine parte de dicha cantidad a la seguridad y prevención de riesgos laborales de sus agentes, como es el caso de las instalaciones policiales de dicho cuerpo.

Un «claro y deplorable ejemplo», ha señalado la asociación, son las instalaciones de la Guardia Civil de San Vicente de Alcántara, a unos 70 kilómetros de la capital pacense, donde sus vestuarios «se asemejan a talleres clandestinos en países subdesarrollados».

 

Según ha indicado el secretario general de la AUGC en Extremadura, Jesús Jiménez, resulta «vergonzoso e indecoroso» el trato que este cuerpo da a sus agentes, los cuales «utilizan el parking-vestuario para cambiarse al carecer de otras dependencias, resultando hasta extraño que dichos agentes puedan salir a la calle uniformados sin apestar a gasoil o mugrientos por la grasa y  gases de los coches».

 

«Menos mal, que afortunadamente ya no tenemos cuadras de caballos, pero lo más ruin, es que mientras que a los altos mandos se les gratifica con unas productividades que pueden llegar a ser de hasta 1.500 euros mensuales, a los guardias civiles se les deja sin amparo en su seguridad y condiciones laborales», ha aseverado.

 

La AUGC ha indicado que los guardias civiles destinados en la localidad de San Vicente de Alcántara vienen sufriendo hace años la «desidia, dejadez y abandono» por parte de los máximos responsables de la Guardia Civil en la provincia de Badajoz.

 

Este hecho, según la AUGC, y dada la «poca confianza en ellos», ha llevado a que los agentes allí destinados hayan tenido que dirigir sus quejas a través de dicha asociación.

 

«En una casa alquilada, faltos de toda seguridad y contraviniendo la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, los funcionarios allí destinados trabajan en unas condiciones lamentables», ha asegurado.

 

Ante ello, en días pasados, representantes de AUGC, decidieron visitar las dependencias de San Vicente de Alcántara para poder comprobar en qué condiciones se ven obligados a cambiarse los guardias civiles, donde pudieron comprobar que «el vestuario se encuentra en las mismas cocheras, las papeleras con basura acumulada de varias semanas y no se dispone de un simple banco o asiento para poder sentarse a la hora de cambiarse, como obliga la Administración».

 

Para la AUGC, los responsables de la Guardia Civil en la Comandancia de Badajoz hacen «oídos sordos» a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y «obvian la obligatoriedad» que tienen de dotar de medios e instalaciones adecuadas para el cumplimiento de sus funciones por parte de aquellos trabajadores que tienen a su cargo.

 

 Así, la AUGC-Badajoz, en escrito presentado en el Consejo de la Guardia Civil el pasado viernes día 12 de diciembre, ha solicitado a la Dirección General de la Guardia Civil una «evaluación completa» de los riesgos laborales en las dependencias oficiales de San Vicente de Alcántara.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta