SE ACABÓ LA ESPERA

Comparte en redes sociales

Hay que echar pie a tierra y recorrer el camino, porque hay quien dice que el escenario político que puede derivarse de las próximas elecciones municipales, autonómicas y generales está dando pie a muchas hipótesis sobre lo que podría suceder. Asustan con decir que el Populismo es una amenaza grave a la supervivencia del sistema. Los dos partidos mayoritarios lo saben, y saben también que solo ellos pueden frenar ese avance.

 

  Hay quien habla de una nueva teoría acerca de una posible solución, que requeriría un auténtico ejercicio de responsabilidad por los Partidos que han venido siendo alternativa hasta aquí y han “pechado” sobre las circunstancias mas determinantes de la problemática social, porque  a nivel nacional, el fin sería garantizar la estabilidad de España, teniendo en cuenta que la recuperación económica puede ir a más, la gente lo entendería.

 

  Algunos Partidos ya han empezado a dar un paso al frente, aquí en Extremadura el presidente extremeño camina firme con méritos añadidos en su mochila, que le trajo como consecuencia superar con éxito su carencia de mayoría absoluta, consiguió un aliado que en principio  no esperaba, como los regionalistas, superó los momentos más importantes de la segunda parte de la legislatura. Monago apostó con más fuerza y mejor acierto, lo que le ha  llevado a conseguir la aprobación de los  dos últimos presupuestos con mayoría absoluta  Ahora encara la rampa de salida de las elecciones, en una posición tan positiva que ni él mismo se hubiera imaginado a comienzos de la legislatura, cuando sobre todo los socialistas auguraban que no llegaría a las Navidades.

 

     El PP en el gobierno regional ha sabido instalarse en el camino acertado y no cometer el  error de los socialistas de Vara, -que teniendo mayoría para ejercer el poder- despreciaban de manera sistemática, al resto de formaciones en la oposición.  Monago estando  en minoría, hay que reconocerle que el sentido común le ha venido llevando, con el suficiente talante, incluso en los peores momentos, para saber llegar a acuerdos puntuales de todo tipo y condición con los dos grupos minoritarios de la oposición.

 

  El Partido Socialista de Extremadura,-tantos años en el poder- no supo adaptarse  a la labor de ejercer la oposición y tampoco hizo lo posible para remediarlo, no estableció un plan a medio plazo para recuperar el poder, y descansó prácticamente su actuación en hablar del aumento del número de parados (cuando la gente que tiene memoria,  sabe cómo se desangró este país y esta región en la pasada legislatura), y dejando el papel más bronco en el día a día para los sindicatos de clase, que parecían hacerle el trabajo sucio.

 

Ahora, hay que seguir, y cuidando los pasos a dar hay que continuar, dándole a las encuestas el valor que tienen, es decir ninguno, pero sin cometer errores, se acabó la espera y ahí está  el periodo electoral más denso de España.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.