El Archivo Histórico Municipal de Cáceres edita su inventario

Comparte en redes sociales

El Archivo Histórico Municipal de Cáceres, ubicado en el Palacio de la Isla, ha editado el inventario general de todos sus fondos en el que se recogen más de 23.000 expedientes y 44.738 fotografías. Se trata de una publicación de dos tomos fruto de diez años de trabajo de varias personas que se han dedicado desde 2004 a sacar a la luz los fondos documentales de este centro para ponerlos a disposición de investigadores o ciudadanos en general que quieran consultarlos.

Se han editado 150 ejemplares en papel, que se distribuirán en otros archivos y centros de investigación histórica y, además, se colgará en la web municipal para que todo el mundo pueda acceder a los documentos del archivo, que guarda tesoros desde el siglo XIII hasta 1950.

 

El inventario ha sido presentado por el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Cáceres, Jesús Bravo, y el jefe del Archivo Histórico Municipal, Fernando Jiménez Berrocal, quien ha explicado que el documento más antiguo del que se dispone está datado en 1258 y es un privilegio fechado el 18 de mayo de ese año en Olmedo (Valladolid) y firmado por el rey Alfonso X, en el que confirma la carta de población que había concedido su padre, en 1251, a la ciudad después de la etapa árabe. “Antes no se tiene constancia de ningún documento”, ha dicho Jiménez.

 

 Según ha explicado, la publicación del inventario es un hecho importante porque por primera vez en la ciudad se puede presentar a los cacereños e investigadores un inventario de documentos que “marcan el desarrollo social, político y económico de Cáceres”.

 

El jefe del archivo ha indicado que los fondos documentales del ayuntamiento cacereño han vivido diferentes avatares “dando tumbos” con traslados de unos edificios a otros hasta que se inauguró el nuevo edificio consistorial en la Plaza Mayor y se decide disponer de un local en la planta baja para, posteriormente en la década de los 60, trasladarlos a un doblado realizado en el techo del actual salón de Plenos que precisamente ahora ha desaparecido con la remodelación de esta estancia consistorial.

 

En 2004, cuando Jiménez Berrocal se hizo cargo del archivo, se decidió “desdoblarlo” creando un archivo de expedientes administrativos y otro de documentos históricos que es el que se ha inventariado ahora, aunque ya existían algunos trabajos previos como un tomo publicado en 1934 por el archivero municipal de la época, Antonio Floriano Cumbreño, que hizo un inventario de la documentación medieval que no se pudo completar debido al estallido de la Guerra Civil.

 

Después, en 1987, la Institución Cultural El Brocense de la Diputación Provincial, publicó un segundo tomo como continuación del trabajo de Floriano Cumbreño y, en 1988, la profesora de la Universidad de Extremadura María Dolores García Oliva realiza otro trabajo de inventariado que llega hasta el año 1504, fecha de la muerte de la reina Isabel la Católica, “por lo tanto desde principios del siglo XVI no se tenía ningún documento inventariado”, ha subrayado el archivero.

 

“Cuando llegué en 2004 nos encontramos con un archivo en barbecho sin guías ni índices ni inventario ni catálogos y, a partir de ese momento, mi compromiso profesional fue realizar un inventario general que diese una idea certera del patrimonio documental que tiene el consistorio”, ha explicado Jiménez Berrocal, quien considera que en estos años se ha conseguido un archivo “moderno, funcional y activo”, cuyo cometido se complementa ahora con la publicación del inventario, que ha visto la luz en colaboración con la Asamblea de Extremadura.

 

DIGITALIZACIÓN DE FONDOS

 

Ahora, a partir del mes de abril se iniciará la segunda fase de trabajo que consistirá en la digitalización de esos fondos que han sido inventariados.

 

De momento, el Sistema de Información Geográfica (SIG) del consistorio ha digitalizado ya algunos planos de obras públicas y privadas y también lo están ya las fotografías, pero falta hacerlo con otro tipos de documentos como pergaminos o cartas. “No estarán todos pero sí los más importantes”, ha aclarado Jiménez Berrocal.

 

El encargado del archivo ha tenido palabras de agradecimiento para todas las personas que han trabajado en estos diez años en la realización del inventario y también para los diferentes concejales de Cultura de todo este tiempo (Cristina Leirachá, Santiago Pavón, María José Casado, Carmina Santos y Jesús Bravo), a los que ha reconocido su “compromiso” con el Archivo Histórico y con el proyecto de realización del inventario.

 

“En todos he tenido el apoyo de que el archivo debe ser una parte importante de la ciudad y debe contribuir a la difusión de sus señas de identidad”, ha recalcado.

 

Por su parte, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Cáceres, Jesús Bravo, ha destacado que el inventario general será “una herramienta” para las personas que se dedican a la investigación histórica que facilitará el acceso a los documentos que se encuentran en el Archivo Histórico Municipal.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.