El ‘Edificio Badajoz’ albergará el área de Publicaciones del Parlamento extremeño

Comparte en redes sociales

El presidente del Parlamento de Extremadura, Fernando Manzano, ha inaugurado este lunes, día 30, en la capital autonómica las instalaciones del recién rehabilitado ‘Edificio Badajoz’, antigua sede del Arzobispado Mérida-Badajoz, que el Gobierno regional ha cedido a la cámara regional.

Tal y como ha anunciado Manzano a los medios de comunicación en rueda de prensa, la planta baja del citado edificio albergará el Departamento de Publicaciones y la primera y la segunda planta irán destinadas a despachos para los grupos parlamentarios que formarán parte de la cámara extremeña en la próxima y novena legislatura.

 

Manzano ha explicado que “toda la obra” en su conjunto junto con el mobiliario que terminará de llegar en las próximas dos o tres semanas, ha supuesto una inversión total de 880.000 euros; un dinero que procede de los “ahorros” de los tres últimos ejercicios presupuestarios de la comunidad y del dinero facilitado por el Gobierno de Extremadura.

 

Así, y según ha manifestado Manzano este edificio viene a “solventar” un “problema” de alquiler de locales por parte del Parlamento extremeño para albergar el Departamento de Publicaciones y, por otra parte, “el espacio insuficiente” de estos locales alquilados ya que el citado departamento “ha crecido mucho”.

 

De esta forma, y según ha expresado Manzano, con esta actuación se cuenta con la “gran suerte” de recuperar un patrimonio de y “para todos los extremeños”.

 

Cabe recordar que este edificio era una casa típica “solariega y señorial” de la Mérida del siglo XVII que fue utilizada como domicilio particular por la familia Valverde y que a finales de los años 80 fue vendida al Gobierno de Extremadura el cual, en el año 1993, la cedió al Arzobispado de Mérida-Badajoz.

 

Posteriormente, en 2012, el Arzobispado deja la cesión y es cuando Manzano se pone en contacto con el Ejecutivo extremeño para ver la posible cesión del edificio “para que sea una dependencia más del Parlamento” regional.

 

Durante la inauguración de las instalaciones del Edificio Badajoz el presidente del Parlamento extremeño ha estado acompañado por los cuatro arquitectos que han llevado a cabo las obras, la vicepresidenta de la cámara regional, Consuelo Rodríguez, el letrado mayor y secretario general del Parlamento autonómico, Javier Ciriero, el portavoz del PREx CREx, Damián Beneyto, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Miguel Cantero, técnicos y algunos diputados.

 

Durante la visita a todas las instalaciones uno de los arquitectos, Rubén Cabecera, ha indicado que enfrentarse a una rehabilitación “es casi una operación de cirugía ya que el médico no sabe lo que se va a encontrar hasta que mete el bisturí”.

 

Así, Cabecero ha destacado que durante la rehabilitación se ha pretendido conservar la estructura original “dejando a la vista las bóvedas” y se ha tratado especialmente la iluminación con el fin de guardar, tal y como ha indicado Manzano, “una linea muy homogénea” con los otros dos edificios que componen el Parlamento extremeño intentando conservar “la identidad corporativa” de los mismos.

 

“Hemos conseguido hacer la rehabilitación en un tiempo récord utilizando materiales muy básicos y con un sistema de iluminación muy unificado para darle a todas las estancias un aspecto muy unitario; ha sido un trabajo delicado””, ha reconocido Cabecera.

 

Por otra parte, Manzano ha señalado que con esta actuación se ha completado el “triángulo de la accesibilidad” en los edificios que componen el Parlamento extremeño ya que hace “escasas semanas” se inauguró en la entrada del Edificio Cáceres (el que acoge a los grupos parlamentarios) una plataforma elevadora para facilitar el acceso al mismo; actuación que se suma a las llevadas a cabo en el Edificio Extremadura (el edificio principal del Parlamento) que también ha sido adaptado para las personas con movilidad reducida.

 

Según ha explicado Manzano cuando llegó al Parlamento regional, hace cuatro años, no entendió una cuestión, “que la entrada principal del Parlamento tuviera una barrera arquitectónica para personas con movilidad reducida”, por lo que contactó con la Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura (Otaex) para “la resolución y modificación de los problemas de accesibilidad” en el edificio.

 

Así, se acondicionó la entrada y se tomaron otras medidas como la adaptación de las distintas dependencias parlamentarias al sistema braille, contar con tarjetas de visita en braille, hacer el Estatuto de Autonomía en braille, además de adaptar las salas para establecer una conexión en directo con los audífonos de las personas sordas.

 

Por su parte, el ‘Edificio Badajoz’ también cuenta con un plataforma de acceso para personas con movilidad reducida por lo que se ha completado el “triángulo de accesibilidad” y, según ha indicado Manzano, en “este aspecto” dejará los “deberes hechos”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.