Digital Extremadura

LOS PRIVILEGIOS DE CATALUÑA (Parte III, y última)

Comparte en redes sociales

[Img #46132]Los hitos diferenciales que se alegan  en Cataluña respecto al resto de España, han surgido de las enormes inversiones que en estos últimos 120 años, ha realizado el Estado en esta Comunidad, fundamentalmente en Barcelona.

 

Basta poner ante la vista un plano de la Barcelona actual,  para ver lo que era el núcleo urbano a finales del S.XIX,  y su inusitado crecimiento en poco menos de un siglo, para comprender el cambio. Y este,  se produjo por diversos acontecimientos en los que se volcó la nación entera, y sus recursos.

 

De esta riqueza surge una burguesía nueva-rica, y como compañera,  una gran revolución cultural, que cambia la imagen de la ciudad y da origen a un movimiento político-cultural, la Renaixença, “el renacimiento” propugnando una cultura y lengua diferenciada. El resultado de toda esta riqueza, y el querer dotarse de un caché de siglos,  produce un mundo equívoco, que transforma la fachada de la Catedral y crea un “barrio gótico”. El Modernismo entra con fuerza, produciendo,  edificios, esculturas y cuadros de una belleza extraordinaria, fruto de una hornada de artistas e intelectuales  de grandísimo nivel.

 

Esta modernización de estructuras y cultural, también llegó al idioma. Un ingeniero industrial, Pompeu Fabra, publica en 1918 una “Gramática Catalana”, adoptada oficialmente, creándose un catalán normativo, que unificará el hablado en las diversas regiones de Cataluña. Esta no se aplicó en Valencia cuya lengua era derivada del mozárabe, y se hablaba dos siglos antes de la llegada de Jaime I, como puede verse en las jarchas de diversos poetas del s. X y XI ( Jaime I conquista Valencia en 1238, con un ejército fundamentalmente de aragoneses y apenas un 5% de catalanes).

 

¡Ay mamá, meu al habib (el meu amat)
Vay-se e no més tornarad
Gar, ¡que faré yo, mamá
Lleixarad?, Ibn Lubbun, Señor de Morvedre (Sagunto) 1070, DC.

 

Ni en Mallorca, ni en la zona fronteriza con Aragón, ni en el Valle de Arán, se aplicó este catalán normativo, manteniendo su antigua lengua.

 

¿Y de donde surgió esta explosión de  riqueza? Además de los privilegios del textil, el gran empujón, fue la  Exposición Universal de Barcelona de 1888.

 

[Img #46131]Pero no sería el único empuje. En 1929, se vuelve a realizar otra Exposición Internacional con una inversión estatal  enorme. El costo fueron 130 millones de pesetas. El desarrollo de la ciudad fue espectacular, dejando para la posteridad, edificios como  el Palacio Nacional, la Fuente Mágica, el Pueblo Español o el Estadio Olímpico, por citar alguno. Pero los tiempos habían cambiado y dejó un déficit de 180 millones de pesetas, debido a los problemas económicos mundiales, que provocarían el famoso Crack de la Bolsa de Nueva York. Este déficit revierte, en una España empobrecida y con problemas sociales que se agravarían.

 

Pero el gran benefactor fue, tras la Guerra Civil,  Francisco Franco. De nuevo las inversiones y el proteccionismo, que impedían el despegue del resto de la nación, provocó un despoblamiento del interior, con una emigración entre los años 50 y setenta y cinco, que arruinó al resto y enriqueció al País Vasco y Cataluña. Basta comprobar  en la “Geografía Postal de España” editada en 1962, que  la suma de la población de las provincias de  Cáceres y Badajoz, era similar a la suma de la de  Tarragona, Gerona y Lérida juntas, pese a que ya, la emigración, había hecho estragos.

 

El proteccionismo llegó a tal nivel que ante las dificultades económicas del club de fútbol de Barcelona, siéndole imposible hacerles frente, se cambiaron las leyes para realizar recalificaciones que les permitieran afrontar la deuda. Hubo tres, activadas por el directivo Juan Gich ante Torcuato Fernández Miranda, aprobada por el Consejo de Ministros en 1965 y firmada, entre otros, por Francisco Franco. Pero todavía se fue más allá,  en 1971 el Consejo Nacional de Deportes del sr. Gich, acordó conceder a fondo perdido 43 millones de pesetas, lo que era una suma enorme en aquel tiempo, al FC Barcelona,  para construir el Palau Blaugrana y el Palacio de Hielo. A Franco por todo ello, se le concedió la medalla de oro, del Club.

 

Pero esto con ser anecdótico, no era lo importante. Algunas empresas  y por citar alguna, que conocí bien, como la Hispano Olivetti, cuya fábrica de máquinas de escribir y calculadoras, estaba en el barrio de las “Glorias”, tenía  concedida  la casi exclusividad de venta  de sus productos, en todos los bancos, y en las oficinas de la Administración del Estado.

 

Ocurría lo mismo con la celebración de las Ferias Internacionales, que hizo que hasta 1980 no comenzara a funcionar la Feria de Madrid, IFEMA. Franco deseaba que Barcelona fuese la imagen exterior de una España moderna y próspera, con una estrategia destinada a convertir a Barcelona en un referente para España y para el resto de Europa.

 

[Img #46133]En mayo de 1943 se había firmado un decreto que regulaba las Exposiciones y Ferias Internacionales, dejando  establecido que se  realizarían en Valencia, Barcelona, Zaragoza y Bilbao. Aunque la Dictadura fomentó fundamentalmente  las de  Barcelona. No será  hasta 1975 tras la muerte de Franco, cuando comience a cuestionarse esta exclusividad, que se derogará posiblemente en 1978, fecha en la que se comienzan a elaborar los planes para la creación del IFEMA de Madrid.

 

Pero la Dictadura hizo algo más, monopolizar la salida de las comunicaciones terrestres por dos lugares, Cataluña y País Vasco, con lo todo lo que esto significa de riqueza, cerrando incluso la estación internacional de Canfranc, en Huesca, y convirtiendo el lugar  en un pueblo fantasma.

 

En la actualidad sería necesario hacer un Plan estratégico de Comunicaciones, realizando una salida adecuada por Jaca, para desbloquear esta situación, y potenciar el eje 16,  que favoreciera al Centro frente al Litoral, sólo así se acabarían estos privilegios que lo enriquecen a costa del resto.

 

Pero la Transición fue un auténtico tsunami, del que fui testigo, ya que trabajaba como Manager Training, en una multinacional farmacéutica americana con sede en Barcelona. El textil y cientos de empresas entraron en crisis, ante  la apertura de un mercado libre. La emigración se frenó de repente, y algunos, como algún directivo de mi empresa, andaluz,  decidimos que no era un lugar  de futuro para nuestros hijos y nos marchamos.

 

Pero de nuevo, en 1992, llegó  el maná para alimentar esa economía en recesión, las Olimpíadas. Y los millones de euros cambiaron nuevamente la faz, de una ciudad decadente.

 

Pero todo no dura, y ante el éxito del evento, idearon un nuevo acontecimiento para que volviera a mantener ese nivel  ya en declive, y trajera una nueva riada de dinero. Sin embargo nadie habla de él, debido al fracaso producido. Aunque se produjo una gran inversión en obras, como la construcción de un Puerto deportivo, contestado por algunos grupos ecologistas   debido al fuerte impacto ambiental sobre la costa. Me refiero, al  Fórum Universal de las Culturas 2004 o Fórum de Barcelona 2004  abierto desde el 9 de mayo al 26 de septiembre con un presupuesto de 3.240 millones de euros. Organizado por el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalidad de Cataluña, el Gobierno Español y la Unesco. Pero fue muy controvertido, sobre todo por el costo de la organización, 324 millones de euros, y los intereses especulativos que, según los críticos, escondía tras sí  en contraste con los valores que defendía. Entre ellos además de los contratos de las empresas, que no respondieron a las expectativas de negocio, los altos costes de las entradas.

 

Sin embargo pese a ese “Espanya ens roba”, la lluvia de millones que le llegan, proveniente de esa España “ladrona”, (Apelativo nada nuevo. Ya al ministro Santiago Alba Bonifaz, en 1923, se lo llamaron. Cuando pretendía hacer unas leyes igualitarias para toda España, los industriales y comerciantes acudieron a Primo de Rivera, al día siguiente de proclamar su dictadura,  alarmadísimos, con quejas contra el señor Alba: “Es un lladre, es un lladre”), tiene como base la  “Ley 16/2010, de 16 de julio, del régimen de cesión de tributos del Estado a la Comunidad Autónoma de Cataluña

 

Artículo 1. Cesión. de tributos.

 

…«Se cede a la Comunidad Autónoma de Cataluña el rendimiento de los siguientes tributos:

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, con carácter parcial, en el porcentaje del 50 por ciento.

f) El Impuesto sobre el Valor Añadido, con carácter parcial, en el porcentaje del 50 por ciento.”

 

Esto quiere decir que el 50% del IVA abonado por cualquier español, por un producto o servicio, facturado por esta Comunidad, irá a parar a la misma.

 

Esta ley, que siempre he creído injusta, sólo afianza una situación de las CCAA, ricas, que lo seguirán siendo más, porque facturan más,  frente a las pobres, cuya situación es más difícil de remontar, ya que su facturación y por tanto la recepción de la parte de IVA que les corresponda, será mucho menor.

 

Sin embargo la situación “privilegiada”, en un libre mercado, lo es ya menos, y este no saberse adaptar a una situación cambiante, le ha producido un endeudamiento, respaldado por el Estado, muy superior al del resto de CCAA, llegando  algunos a calificar a Cataluña como la Grecia española.

 

Alegan elementos diferenciales para tener una Autonomía “asimétrica”. Nadie es igual que el vecino de su escalera, pero nadie entendería que por sus peculiaridades, algunos tuvieran privilegios con respecto al resto. En una sociedad en democracia, todos somos iguales.

 

Pues eso.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta