La sustancia se encontraba oculta en el interior de una auto-caravana . En el operativo se intervino la sustancia, el vehículo y 3.845 € en billetes fraccionados

 Agentes de la Policía Nacional procedieron la tarde de ayer, día 9 de enero, a la detención de dos varones, acusados como presuntos responsables de un delito contra la salud pública, concretamente tráfico de drogas.

La investigación ha sido llevada a cabo por el grupo de estupefacientes de la  Comisaria de Mérida, quienes recabaron informaciones relativas a las diferentes formas de transporte de droga en la región, con el único fin de dificultar las posibles acciones policiales, siendo unos de estos vehículos las auto-caravanas.

Por estos motivos, los agentes actuantes establecieron un operativo de vigilancia y  control en la autovía de Extremadura A-5 y A-66 la tarde de ayer, percatándose del paso de un vehículo de las características anteriores, circulando por la A-5 a gran velocidad, en dirección a la ciudad de Mérida.

Los policías decidieron intervenir sobre la auto-caravana, siendo interceptada y dirigida hasta una rotonda en la zona de Abades, donde tras comprobar que no obstaculizaba la circulación, se procedió a la identificación de los dos ocupantes. En esos instantes se percataron del fuerte olor a marihuana que emanaba del interior, manifestando los dos ocupantes que en el maletero ocultaban varias bolsas de esta sustancia estupefaciente.

Ante las manifestaciones espontaneas de los identificados, fueron inmediatamente trasladados hasta dependencias policiales, donde con la preceptiva autorización se llevó a cabo un registro en el interior de la auto-caravana.

En total localizaron cinco bolsas de color negro, conteniendo 35 bolsas transparentes con “cogollos de marihuana”, que arrojaron un peso de más de 37 kilogramos, un maletín con una bascula y 3.845 € en metálico.

En ese instante, los agentes procedieron a la detención de los dos ocupantes del vehículo, como presuntos responsables de un delito de tráfico de drogas.

Los detenidos, dos varones de 42 años de edad, con antecedentes, quienes tras la tramitación del pertinente atestado, han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial, decretando ésta su ingreso en prisión.