El conjunto monacal de San Miguel de los Fresnos entra en la Lista Roja del Patrimonio

El conjunto monacal de San Miguel de los Fresnos entra en la Lista Roja del Patrimonio

Comparte en redes sociales

La Asociación Hispana Nostra ha incluido el conjunto monacal de San Miguel de los Fresnos, situado en Fregenal de la Sierra (Badajoz), en la Lista Roja del Patrimonio, una iniciativa nacida en 2007 cuyo fin es recoger aquellos elementos del Patrimonio Cultural Español que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, para darlos a conocer y lograr su consolidación o restauración, y que cuenta ya con cerca de 800 monumentos españoles que corren el riesgo de desaparecer.

Los orígenes del conjunto monacal situado en este pueblo al sur de Badajoz se remontan al siglo VII, durante la época visigoda, periodo en el que se fecha la construcción del ábside central y los arranques de las bóvedas de cañón laterales. El conjunto pudo estar construido, en parte, con los restos de un monumento anterior romano o paleocristiano.

El conjunto arquitectónico ha sufrido diversas intervenciones y modificaciones, como por ejemplo la construcción de una iglesia rural bajo la advocación del Arcángel San Miguel, la cual actualmente está en ruinas, perteneciente al periodo bajomedieval. En los siglos XVI-XVII se renueva el altar que aún se conserva en el ábside de la iglesia, con un nicho y una venera central, flanqueado por otros dos menores.

Conjunto Monacal Visigodo de San Miguel de los Fresnos
Conjunto Monacal Visigodo de San Miguel de los Fresnos

Del siglo XV es la figura del Arcángel San Miguel, obra del artista francés Lorenzo Mercadante de Bretaña. La escultura fue realizada en terracota policromada y esculpida según los cánones del gótico medieval. En 1932 esta pieza fue trasladada a Barcelona con motivo de un certamen expositivo, pero la obra nunca volvió a Fregenal de la Sierra y actualmente se conserva en el Museu Nacional d’Art de Catalunya.

Además, el conjunto conserva los muros perimetrales de una nave única, a la que se accede a través de una puerta de estilo gótico situada en el lateral sur. Orientado hacia el este, se erige un ábside cubierto con una bóveda de cañón que finaliza en bóveda de cuarto de esfera.

A unos 23-24 metros hacia el sur, se halla otra estructura de igual factura y con la misma orientación que la propia ermita, que parece denotar la existencia de un importante edificio de planta cuadrada. Este edificio muestra «más de 8 metros de muro acabado en esquina, con sillares descubiertos en antiguas excavaciones clandestinas» según informan los investigadores en el año 1991, aunque en la actualidad no se puede observar, debido a la maleza del entorno.

San Miguel de los Fresnos se proyectó como un lugar para adorar a Dios que pasó a ser usada posteriormente como corral para guardar ganado bovino. Actualmente se encuentra en ruinas, cubierto de maleza y altas posibilidades de desaparecer. Solo se mantienen los muros perimetrales, los arcos ojivales y el ábside reformado, mientras que la techumbre ha desaparecido.

Al ser propiedad privada, no puede exigirse su mantenimiento, de ahí su entrada en la Lista Roja, que se elabora bajo supervisión de una comisión científica integrada por especialistas en la materia, con el fin de dar a conocer a la sociedad civil su Patrimonio cultural y natural y no sólo quedar circunscrito al ámbito de estudiosos, técnicos, políticos y otros profesionales de la materia, y sensibilizar así a la misma sobre los problemas que le afectan.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.