EL PATO BLANCO: DESPUÉS DE MEDIO SIGLO, EMILIO REY Y CÉSAR RÁEZ SE UNEN AL SERVICIO DE CÁCERES Y SUS VISITANTES

Comparte en redes sociales

Corría el mes de mayo de 1972, día 10. Veinte años justos antes de que el equipo  Cáceres de baloncesto alcanzara su soñada meta, al subir a la ACB, la máxima categoría nacional, esa fecha, repito,  10 de mayo de 1972 , ha quedado grabada en la familia Rey Holguín para siempre. ¿Quién le iba a decir a su pater Emilio que cincuenta años después su hijo, también llamado Emilio, y al igual que su progenitor, torero, iba a rendir un sentido y sencillo homenaje a quien hizo posible que el Patito, abierto en 1957,  se transformara en El Pato y que desde hace 23 años sea El Pato Blanco, para mayor honor y gloria no solo de la saga sino de la hostelería, la gastronomía y la propia ciudad de Cáceres.

Emilio Rey, padre, 4º por la dcha, con su equipo de El Pato.
Padre, hijo y nieto, los Rey…

El lugar, idóneo y privilegiado, un esquinazo en la Plaza Mayor, junto a la calle General Ezponda. El sueño definitivo, hecho realidad, por parte del patriarca y que en la actualidad, y desde hace 23 años, su hijo Emilio Rey, lleva dirigiendo hasta que, después de medio siglo  de andadura y de servicio a la ciudad de Cáceres y sus visitantes,  rompe moldes, se renueva conforme a las exigencias del siglo XXI, donde la gastronomía ha alcanzado máximas cotas y para ello ficha ” al mejor chef de la ciudad y su entorno”, César Ráez Merchán, un profesional con más de 40 años de experiencia y prestigio en los fogones  que no ha dejado de formarse, de reciclarse, de estar a la última, como ha vuelto a demostrar, junto a su equipo, en el fantástico acto que ha tenido lugar en la terraza del histórico y emblemático establecimiento ante más de 150 invitados, entre autoridades y representantes de la sociedad cacereña, y que después de intervenciones varias del propio Emilio Rey, el flamante jefe de los fogones Ráez y los alcaldes de Alconchel, César Díaz y Cáceres, Luis Salaya, incluidos entrega de regalo y placa conmemorativa a cargo del ayuntamiento, ofreciendo una sinfonía de tapas exquisitas, maridando productos de la tierra con otros de máxima apetencia en la actualidad que junto a un extraordinario jamón de bellota de la dehesa extremeña,  deleitó sobremanera a la concurrencia.

César Díaz, alcalde de Alconchel, con Emilio Rey.
El alcalde Cáceres, Luis Salaya, entrega plaza conmemorativa a Emilio Rey.

El Pato Blanco, por tanto, comienza una nueva etapa, una ilusionante singladura, con varias novedades de cara al futuro: Bajo la dirección de Emilio Rey, el Chef César Ráez con su equipo, la nueva carta gastronómica y todo ello conlleva una parcial reforma de sus instalaciones que van a hacer posible que este establecimiento hostelero siga dando categoría a la zona, frente a la principal entrada de la Ciudad Monumental, Patrimonio de la Humanidad, con maravillosas y placenteras vistas al Arco de la Estrella y la Torre de Bujaco, en la sin par ciudadela , para  dar el servicio que exigen Cáceres y sus visitantes.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.