El cuento de nunca acabar ha tenido un final y este es que Luis Salaya será el próximo alcalde de Cáceres ya que su partido, el PSOE, fue el que obtuvo más votos en las pasadas elecciones municipales del 26-M.

Ha sido este viernes pasado un útimo día con diferentes decisiones, posibles acuerdos, diversos comunicados y negociaciones a varias bandas, con los teléfonos y los whatssap funcionando a toda máquina, a lo que hay que sumar  las reuniones que se fueron sucediendo a lo largo de toda la jornada entre Ciudadanos con PSOE  y Partido Popular,incluyendo una asamblea de militantes socialistas que refrendaron con su masivo apoyo que socialistas y naranjas firmaran pacto de investidura y gobernabilidad, y las proposiciones de llevar las riendas del ayuntamiento de dos en dos años con unos y con otros, todo ello ha quedado ” en agua de borrajas” y la decisión final de Ciudadanos de abstenerse en la votación de este sábado para algunos puede ser una sorpresa, dados los acontecimientos pasados a toda velocidad pero la postura que se ha adoptado ha sido ” tirar por la calle de en medio”, sin decantarse ni con populares, que no aceptaron gobernar de dos en dos años, ni socialistas, que tenían asumido que tendrían a Ciudadanos como socio de gobierno. Los vaivenes que se fueron suciendo forman ya parte del anecdotario político  previo a una sesión histórica como la que va a tener lugar en menos de hora y media en el salon de plenos del consistorio cacereño este sábado 15 de junio.

Así pues, Luis Salaya, 31 años, será el nuevo alcalde de la ciudad de Cáceres, con nueve concejales, es de cir mayoría simple,  porque su partido el PSOE fue quien consiguió más votos de los cacereños el pasado 26 de mayo.