Festival del Jamón de Parma: Begoña García destaca la importancia de las DO y la GIP en el desarrollo rural

Comparte en redes sociales

Así lo ha explicado durante su participación en el simposio ‘Panel político: la sostenibilidad de las DOP y el impacto positivo en términos de desarrollo rural y territorial’, enmarcado en los actos del Festival del Jamón que tiene lugar en Parma (Italia).

Según ha asegurado la consejera, es necesario incidir en la capacidad de las denominaciones para liderar la promoción de otros sectores agroalimentarios, sobre todo en regiones rurales, como generador de empleo y como freno ante el despoblamiento. Begoña García ha recordado que la inmensa mayoría de DOP e IGP están ubicadas en territorios con alto valor ambiental y eso no es casualidad, sino un factor más que conforma la ligazón entre las DOP y el territorio, ha afirmado.

En este sentido ha señalado que sería interesante buscar mecanismos europeos capaces de impulsar de manera conjunta alimentos emblemáticos. García Bernal considera que cuando se protege una DOP, no solo se vende un producto sano y de calidad excelente, también se está ayudando a trabajar y a vivir a miles de personas que durante mucho tiempo han cuidado y protegido a esos alimentos.

“Espero que entre todos y todas seamos capaces de mantener e impulsar productos tan exquisitos como el prosciutto de Parma o el jamón ibérico de Dehesa de Extremadura, porque este tipo de alimentos artesanales y únicos no solo constituyen una fuente de salud y un manjar para los consumidores, sino que también son una forma de vida para mucha gente”, ha concluido la consejera.

Festival del Jamón de Parma

Festival del Jamón de Parma

 Parma y su provincia acogen una nueva edición del Festival del Jamón de Parma con un programa lleno de eventos gastronómicos y culturales.

Cada año esta celebración, en la que se consumen más de 1.000 tipos diferentes de jamón, concentra a más de 100.000 visitantes a la zona. Uno de los principales atractivos del festival es el tradicional día de puertas abiertas de las fábricas de jamón, que ofrecen a los visitantes una oportunidad única de degustar los jamones producidos cada año por las 164 empresas del Consorcio del Jamón de Parma, que todavía se hacen hoy como se hacían hace dos mil años, usando sólo dos ingredientes: la preciada pierna de cerdo italiano y una pizca de sal marina.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.