Irene de Miguel: “La Consejería de Agricultura se ha equivocado estrepitosamente en el reparto de las ayudas por la guerra de Ucrania y la sequía” 

Comparte en redes sociales

La portavoz de Unidas por Extremadura asegura que se han otorgado ayudas a unos sectores, dejando fuera a otros que también están sufriendo las consecuencias de la invasión de Ucrania y la sequía 

 De Miguel ha pedido blindar la alimentación como un derecho fundamental porque “la gran distribución, después de la aprobación de la Ley de Cadena Alimentaria, está ahora aumentando sus márgenes empresariales por el lado de los consumidores”. “Es indecente” 

 La portavoz de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, ha asegurado que el gobierno de Fernández Vara “se ha equivocado estrepitosamente” en el reparto de las ayudas por la guerra de Ucrania y la sequía. Así lo ha afirmado al inicio de la manifestación del sector primario que se ha desarrollado este miércoles en Don Benito, con motivo de la inauguración de Agroexpo.

La líder de la formación  ha explicado que se han otorgado ayudas a determinados cultivos, “dejando fuera a sectores que también están sufriendo tanto los problemas de la sequía como los problemas derivados de la invasión de Ucrania”. En concreto, De Miguel se ha referido a cultivos como las leguminosa, melón o patata, entre otros, que se han quedado fuera de esas ayudas.

Además, la portavoz de Unidas por Extremadura se ha detenido en la situación que está atravesando el olivar tradicional, que también se ha quedado fuera del reparto. “El olivar tradicional es un sector fundamental , no solo para mantener la biodiversidad sino también para mantener la vida de nuestros pueblos”. “ Es un sector que necesita ayudas y esta Consejería se está olvidando el olivar tradicional”.

Por otro lado, De Miguel también ha puesto en valor la Ley de Cadena Alimentaria que se ha aprobado durante esta legislatura porque, según la portavoz, es una herramienta fundamental para que los agricultores puedan defenderse de los abusos de la gran distribución. “Lo que estamos viendo ahora es que la gran distribución está aumentando sus márgenes por otro lado de la cadena alimentaria, por el lado de los consumidores”, ha dicho.

“Es indecente –ha continuado- ver cómo los precios en los supermercados siguen subiendo cuando el gobierno de coalición ha puesto encima de la mesa medidas para que bajen los precios”. Por eso, De Miguel aboga por blindar la alimentación “porque es un derecho fundamental”. “No podemos permitir que haya empresas distribuidoras que estén subiendo los precios para hacer beneficios en estos momentos donde ha subido tanto la cesta de la compra para las familias de nuestro país”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta