La dirección de la prisión de Cáceres retiene a los funcionarios del turno de noche y les obliga a prolongar la jornada

Comparte en redes sociales

CSIF considera que el director del centro se ha visto, una vez más, superado por las circunstancias al obligar a continuar en su puesto a los miembros de la guardia 7 que entraron a trabajar anoche a las 21,00 horas sin preocuparle si están en condiciones físicas de prolongar la jornada laboral.

 

La prisión de Cáceres se ha convertido, de nuevo, en un caos organizativo por la falta de planificación del responsable del centro que no ha tenido en cuenta, tal y como ha denunciado CSIF en otras ocasiones, la escasez de plantilla. No es de recibo que la baja por enfermedad de 5 funcionarios cree los problemas de funcionamiento que se han generado este viernes.

 

En este sentido, CSIF se ratifica en su denuncia del pasado 14 de junio en la que dejó claro que la falta de medios en este centro penitenciario es insostenible. Y es que la prisión cacereña tiene una plantilla envejecida, seis de cada diez efectivos se encuentra a punto de jubilarse y las oficinas están cubiertas al 75 por ciento con personal en segunda actividad salidos de vigilancia interior, sin reposición en esta área.

 

CSIF pide así a Instituciones Penitenciarias que deje de atacar a este colectivo y afronte los graves problemas que sufre esta institución, tales como el importante déficit de plantilla que sufre, la inseguridad de sus trabajadores, como prueban las numerosas agresiones de las que son víctimas, o la precariedad salarial, entre otros.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.