LA EXTREMA IZQUIERDA DEMOCRÁTICA Y LA EXTREMA DERECHA FASCISTA

Comparte en redes sociales

Ahora que el Señor Casado, que terminó en un año media carrera de Derecho, ha clarificado la posición del Partido Popular respecto a Vox, ello con aparente regocijo del resto del arco parlamentario, quizás proceda analizar alguna cuestión pendiente: Es como alguien ha escrito ¿ un partido plenamente democrático? o ¿ estamos ante la extrema derecha más violenta de Europa frente a la no tan extrema izquierda, cómo se ha escrito por otro lado?…veamos en un análisis basado en ideologías y programas dejando aparte las etiquetas que interesadamente unos y otros se ponen.

1.- Tenemos partidos demócratas y constitucionalistas, reformistas en lo que respecta a la Carta Magna pero ánimo de cambio expresado en el espíritu, proyectos e ideas que la inspiraron.  Ciudadanos.

2.- Existen otros partidos que pudiendo ser demócratas no son constitucionalistas porque su pretensión es acabar, eso sí pacíficamente, con el espíritu, proyectos e ideas que inspiraron nuestra primera Ley.

3.- También otros que sin ser demócratas ni constitucionalistas pretenden por la fuerza y no pacíficamente acabar con la Constitución, su espíritu e ideas.

4.- Y quienes bajo la falsa piel de cordero democrático, se inspiran en ideologías totalitarias que pretenden imponer la dictadura en nuestro país, que adoptan y reconocen con orgullo esa ideología como propia, que la hacen suya con su terminología, simbología y denominaciones y que no tienen pudor en imponerla apenas tienen la fuerza para hacerlo.

Establecido el esquema que cada cual haga su quiniela de nombres, lideres y fuerzas políticas; en Europa, el fascismo totalitario, el comunismo totalitario y el independentismo totalitario están expresamente condenados por las instituciones democráticas de la Unión y expresamente prohibidos en países como Alemania o los más cercanos de Francia y Portugal

En España tenemos algún déficit respecto a la cuestión dado que partidos que se definen como comunistas, totalitarios, o independentistas, totalitarios también. En ambos supuestos no hay la menor reserva en decirse como tales, incluso con orgullo o pretendida y relamida superioridad moral.

Y en España, a Dios gracias, no tenemos partido alguno que se defina como fascista, otro totalitarismo más, si bien vemos a diario como unos totalitarios, a los que se consiente y que están orgullosos de serlo y demostrarlo, van poniendo etiquetas de fascistas a quien les conviene, sean demócratas, constitucionalistas, o lo contrario a lo uno y a lo otros. En definitiva son como aquel borracho que irrumpió en un teatro y dijo: “aquí están todos bebidos menos yo”. Clarificante, ¿verdad?.

Media Europa sabe lo que es la dictadura comunista y destacados países occidentales, Alemania, Italia, España, saben lo que es la dictadura fascista. Otros saben lo que es el independentismo totalitario, Croacia o Eslovenia sin ir más lejos. ¿Saben lo que ocurre cuando en vez de formar un gobierno ce concentración, demócrata y constitucionalista cuando los números no dan, como en Alemania, se forma un gobierno con comunistas totalitarios apoyado por independentistas totalitarios? pues que la inversión, la generación de actividad económica y empleo decae porque no se puede confiar en un gobierno que tiene tan relevantes miembros o tan insignes apoyos. Lo contarán de muchas maneras pero es la verdad. Acaba siendo un cáncer que termina contagiando de tics totalitarios a cualquier demócrata constitucionalista que se precie.

Casado con su posicionamiento y Sánchez, el de la tesis plagiada, con su renuncia a imponer la reforma sectaria del Poder Judicial han dado un paso; el siguiente es de reconocer, como en toda Europa, que un socialista, demócrata y constitucionalista, y un popular, demócrata y constitucionalista, son los que comparten mayor y mejor ideología y principios de todo el espectro político. El PSOE está mas cerca del PP que de Podemos y el PP más cerca del PSOE que de VOX, Ciudadanos está lejos de ambos extremos no constitucionalistas. Si esto es comprendido en todo el continente y se obra en consecuencia ¿Por qué no pasa en España? ¿Acaso seguimos siendo diferentes como decía Franco, nuestro dictador local?

Hagámonos mayores en Democracia y Constitución, hubo quien dijo que hasta que no gobernase el PSOE la transición no habría terminado; creemos que es más correcto afirmar que hasta que en España no se forme un gobierno demócrata y constitucionalista de concentración nacional ese momento no habrá llegado; además de la aritmética parlamentaria la pandemia invita poderosamente a ello. Lo contrario, el suicidio colectivo, y para eso no estamos la inmensa mayoría de los españoles.

Imagen: constitucion40.com 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.