MUCHOS PREMIOS Y POCOS FICHAJES

Comparte en redes sociales

Hay jugadores que no son ni la sombra de lo que fueron la temporada pasada. Kroos, Modric, Marcelo, Varane o Sergio Ramos por poner algunos ejemplos de jugadores premiados, no están dando la talla.

Asensio que tiene madera para ser un gran jugador ni está ni se le espera. Anda errático por el césped, cuando tiene hechuras para ser una figura del fútbol. Pero es intermitente y no acaba de romper.

Benzema tenía que haber sido traspasado hace un par de temporadas. Aunque esta lleva unos partidos con mucha voluntad y algunos goles. Pero hay que dar minutos a Mariano o a Vinicius que están por ver. Hay que probar. De lo contrario habrán de explicarnos el pago de 45 millones de euros por el brasileño para que prácticamente no juegue.

El Madrid ha cometido un error de bulto. Vender a Cristiano Ronaldo sin traer un recambio de garantías. Creo que a Cristiano se le había pasado su tiempo en el equipo blanco. Pero un club no puede desprenderse de un jugador de esa categoría sin fichar otro de características parecidas: Kane, MBappé, Neymar o Levandosky estaban en la lista de previsibles fichajes. Sin asegurarse el concurso de alguno de estos excelentes jugadores, no se debió vender a Cristiano a la Juve. Un error muy importante que si no se enmienda en breve plazo traerá consecuencias.

Bale sigue igual desganado, intermitente y lesionado con frecuencia. Se ha demostrado que no es la alternativa a Cristiano ni es el líder que el equipo necesita. Creo que debería habérsele traspasado e intentado traer en su lugar a Hazard que públicamente ha mostrado sus deseos de jugar en el Madrid.

Me imagino que los estamentos directivos y médicos del Real Madrid son conscientes del cúmulo de lesiones musculares que sufre este equipo: Bale que las padece una tras otra, Carvajal, Marcelo, Varane, Vallejo, Odriozola y también Mariano. Es un continuo ir y venir a la enfermería. Deberían investigarse las causas.

Zidane que es muy listo vio venir alguno de los problemas actuales como la falta de fichajes y la salida de Cristiano y se quitó de en medio. Después de tres Champions ganadas el listón quedaba muy alto y era difícil de superar si no se reestructuraba el equipo y se fichaban nuevos jugadores destacados. Y por eso se fue.

El desastre del Camp Nou se ha llevado por delante a Lopetegui, madridista y de la casa. La nota que justifica la destitución del entrenador es indigna de un equipo con señorío como yo creo que es el Real Madrid. Una vergüenza. Solari su sustituto tiene que reflexionar sobre el esquema de juego. Tiene que conseguir de forma rápida dos cosas: que los jugadores se pongan en forma físicamente y un tipo de juego de menos toque, más presión y más profundidad en los pases.

No se puede jugar andando porque físicamente no se puede con los calzones. El fútbol exige un buen estado físico para poder presionar al adversario y correr en ataque y en defensa. Es obvio que ha de existir una eficaz distribución de la forma física a lo largo de la temporada que es muy larga. Para conseguir una curva de rendimiento físico que se mueva en un nivel alto, existen las rotaciones que han de hacerse con la mayor habilidad en función del equipo adversario.

En resumen tiene que haber dos equipos para poder relevarse en los puestos y mantener un físico en un nivel adecuado. Lo que no estoy de acuerdo en que tenga que haber dos porteros que se alternen. El puesto de guardameta es muy específico y exige el máximo de continuidad si no hay lesión. Un portero necesita jugar siempre para mantener sus reflejos al máximo y su grado de compenetración con los defensas. Eso de un portero en Liga y otro en Champions League es un error a mi corto entender futbolístico. Parece que Solari lo ha entendido.

Soy madridista desde pequeño. Por eso confío en este club, en sus jugadores y espero que esta vez se haya acertado con el nuevo entrenador. Hay que reaccionar cuanto antes. Desde todos los estamentos del club. Todavía hay posibilidades en todas las competiciones. Pero no queda mucho tiempo. La derrota en Éibar ha sido otro desastre más. Pero la victoria en Roma ha abierto una ventana a la esperanza. Veremos…


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.