Un periodista, un abogado, un alcalde y un ingeniero explican por qué estarán presentes en la concentración del 18N

Comparte en redes sociales

Miguel madrugará mucho este sábado para coger un autobús que le lleve de Badajoz a Madrid, pero el viaje no persigue el turismo por la capital sino reivindicar una comunicación ferroviaria digna para Extremadura, forma parte de los miles de extremeños que viajarán en los más de 300 autobuses fletados para asistir a la concentración, que arrancará con diversos actos a partir de las 11,00 horas en la madrileña Plaza de España.

Las ciudades extremeñas de más de 20.000 habitantes fletarán alrededor de 70 autobuses. En concreto, 18 desde Cáceres y Badajoz, 12 desde Mérida, siete de Plasencia, Don Benito y Villanueva de la Serena y dos de Almendralejo.

“Hay mucho hastío del tren en Extremadura, la gente está muy cansada con la situación”, explica este periodista de 27 años que acudirá a la manifestación con su pareja. “La realidad es muy mala, hay traviesas del siglo XIX en un tercio de las vías. Son trenes que se paran y, como no hay doble vía, impide que el tren en sentido contrario pueda pasar”, subraya Miguel, recordando las 58 incidencias que se registraron solo en los meses de julio y agosto.

Saturnino, alcalde de la localidad de Herrera del Duque, lo enfoca en positivo y afirma que la llegada del tren es un “proyecto y un bien común para el conjunto de la comunidad”. “Va en beneficio de todos a medio y largo, tanto para el turismo como para el movimiento de mercancías: es una oportunidad de crecimiento para la comunidad”, señala el regidor, de 49 años. Él se desplazará en uno de los tres autobuses fletados por el ayuntamiento. Calcula que de su pueblo viajaran 140 personas en autobús más los que lo hagan en sus vehículos privados, en torno a 200 personas de una localidad de 3.500.

“VÍAS DEL SIGLO XIX”
También en autobús desde Cáceres llegará Eduardo, abogado de 61 años, que se declara usuario del transporte público y que critica que la comunidad no cuenta casi con trenes ni aeropuertos. Reclama que la manifestación sea masiva dada las malas condiciones del tren y dice que es una cuestión de justicia no de política, recordando que Extremadura es la única región sin tren TALGO y con vías “del siglo XIX”. “Es una vergüenza que nos tengan así”, añade.

En Madrid se encontrará con su hija Teresa, de 27 años, que reside y trabaja en la capital, y quien explica que en los trayectos de vuelta a su comunidad natal una conversación recurrente es comentar las malas condiciones de las vías ferroviarias. Por ello, se muestra optimista con qué finalmente se haya logrado una gran movilización entorno al tren.

“Siempre se ha quejado la gente de Extremadura de que nos movilizamos poco, los catalanes o gallegos tienen un problema y lo visibilizan. Es la primera vez que se mueve tanta gente para reclamar algo relativo a la comunidad”, subraya Teresa.

MOVIMIENTO CIUDADANO, CLAVE DEL ÉXITO
Para Marcelino, ingeniero técnico de 29 años, la concentración busca reclamar algo “justo” y que “no es nada del otro mundo”. Se desplazará desde Almendralejo en un autobús junto a varios amigos y en la capital se encontrará con un grupo mayor de extremeños que viven tanto en otros pueblos de la comunidad como en Madrid. Destaca que el tren que comunica su localidad con Madrid es “totalmente obsoleto” y el precio resulta muy poco competitivo dada la deficiencia del servicio.

Luis, un cacereño de 28 años que vive en Madrid e irá a la movilización con una amiga pacense pone también el acento en los precios: “Lo que más me indigna es el precio de los billetes”, señala, “los billetes son caros para el servicio que ofrece, por ejemplo un tren a Granada vale 35 euros ida y vuelta y a Cáceres supera los 50 euros. Encima el tren es deficiente y vas con miedo de que se vaya a parar. Estás ofreciendo un servicio irrisorio a un precio elevado”, señala.

Varios de los entrevistados explican que la clave del éxito de la concentración es su carácter ciudadano. Según el punto de vista de Miguel, una de las cosas que ha atraído a la gente es que los políticos irán pero por su lado, y por el otro lado los ciudadanos. “Hay una concentración en plaza de España y los políticos irán andando desde Atocha.

El protagonismo se ha dado a los ciudadanos: más que reivindicación de políticos se trata de gente extremeña le interpele a gente de otras comunidades de España”, explica. “Vosotros tenéis tren y nosotros no, queremos que ahora nos toque a nosotros”, resume el joven periodista.

Teresa coincide en señalar que la convocatoria ha sido promovida mediante plataformas sociales, como Milana Bonita, que han sacado “el tema a la luz” y que “de forma informal mediante redes” han logrado convocar a muchos extremeños. “Ha tirado de la clase política, que luego lo ha querido traer a Madrid”, indica. Al igual que ella, Marcelino entiende que en la comunidad cuesta movilizar a la gente, “pero ya es mucho tiempo que la gente ve como Extremadura está quedando aislada”.

Y también se valora la unidad que ha generado el movimiento, Eduardo explica que le interesa el consenso que se ha creado en torno a esta cuestión, “sin necesidad de que unos sean de un lado político o de otro”, subraya, describiendo la concentración de mañana en la Plaza de España como una “reivindicación de la ciudadanía”. Luis coincide con este análisis, “la idea ha sido de la ciudadanía” y valora muy positivamente el hecho de que los extremeños vayan a Madrid y “hagan oír su voz”. “Es demostrar que nos lo tomamos en serio y nos preocupamos por las infraestructuras: que la gente lucha por su tierra”, apunta.

“Por una vez nos hemos dado cuenta de que o nos unimos todos en una reivindicación o no nos van a traer desde fuera esas inversiones”, declara Saturnino, regidor de Herrera del Duque, quien observa que la clave del éxito de la movilización es que “no es lucha contra un gobierno o un partido político”. “Es un comunidad entera levantándose para reivindicar una inversión necesaria, no es ni mas ni menos que lo que tienen otras comunidades”, concluye.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.