Vicepresidenta Blanco-Morales: El objetivo de déficit autonómico no debe ser más restrictivo que el marcado por la Unión Europea

Comparte en redes sociales

A juicio de Blanco-Morales, la nueva senda de consolidación fiscal no pone en riesgo la sostenibilidad financiera y se adecúa mejor a la realidad y a las necesidades financieras de las comunidades autónomas.

La Junta de Extremadura ha votado a favor de la flexibilización del objetivo de déficit en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se ha celebrado este miércoles en formato telemático, y en el que se ha aprobado la flexibilización de la nueva senda de consolidación fiscal para los próximos tres años, con los votos a favor del Ministerio de Hacienda y de las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Andalucía, Aragón, Asturias, Comunidad Valenciana, Baleares y Cantabria.

En la reunión, se ha acordado ampliar el objetivo de déficit autonómico del 0,1% al 0,3% en 2019 y del 0 al 0,1% en 2020, para alcanzar la estabilidad en 2021.

El Ejecutivo extremeño está realizando un importante esfuerzo para cuadrar las cuentas sin recortes y con la recuperación de derechos de los extremeños.

Por ello, desde la Junta de Extremadura se pide responsabilidad a todos los partidos políticos para que apoyen esta medida, ya que la posibilidad de contar con dos décimas más de déficit es muy importante para una comunidad como Extremadura, ya que suponen alrededor de 40 millones de euros.

Además, esta actuación supone que el objetivo de estabilidad pactado por el Gobierno central con la Unión Europea se traslada a las administraciones regionales que, en definitiva, son las que gestionan los servicios públicos fundamentales que sostienen el Estado de Bienestar, como la sanidad, la educación o la dependencia.

Garantizar la sostenibilidad financiera de las CCAA significa que todos los ciudadanos, especialmente los más desfavorecidos, perciban los beneficios de la recuperación económica, a través de políticas públicas que reviertan los recortes, impulsen el crecimiento económico y la creación de empleo.

La nueva senda de consolidación fiscal es aún más relevante para nuestra región tras la comunicación del Ministerio de Hacienda de que Extremadura va a recibir 30 millones menos de lo previsto en la liquidación de las entregas a cuenta del SFA de 2016.

Asimismo, Extremadura se va a ver perjudicada por el cambio normativo en el IVA, introducido por el exministro Cristóbal Montoro en 2017, por el que va a dejar de recibir alrededor de 60 millones de recaudación de este tributo en las entregas a cuenta de 2017. Por ello, reclama que el Ministerio de Hacienda sea sensible y aborde una forma de compensar la caída de la recaudación.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.