WIZINK DEVOLVERÁ A UN VECINO DE CÁCERES 16.400 EUROS

Comparte en redes sociales

EL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA E INSTRUCCIÓN DE PLASENCIA DECLARA LA NULIDAD POR USURA DE SU CONTRATO DE CRÉDITO REVOLVING EMITIDO EN 2011

Las financieras han concedido en los últimos años con mucha facilidad créditos revolving y créditos rápidos, dejando a numerosos afectados desprotegidos frente a los elevados intereses a los que se han comercializado. La región de Extremadura, destacando la zona de Cáceres, ha sido una de las más afectadas del territorio español.

El 4 de marzo de 2020 el Tribunal Supremo emitió una sentencia declarando la usura de aquellas tarjetas cuyos intereses fuesen abusivos (es decir, superiores al interés “normal del dinero”, situado en el 20%). Tan solo un año después, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea mostró su apoyo a esta doctrina.

Con el favor hacia el consumidor de estos organismos, miles de extremeños afectados por estos contratos se han decidido a reclamar.

Uno de los últimos casos es el de este vecino de Plasencia, que en 2011 contrató una tarjeta de crédito revolving con la financiera Wizink denominada “Tarjeta Visa Citi Oro”. Tras 10 años haciendo frente a una deuda que nunca bajaba, dados los altos intereses del contrato, decidió ponerse en manos de la plataforma Recupera Revolving y reclamar.

Desde la defensa, dirigida por Recupera Revolving, se señaló que “el contrato no cumplía con los parámetros sobre falta de transparencia, control de incorporación, desequilibrio y abusividad establecidos legal y jurisprudencialmente”.

También se apuntó a los elevados intereses remuneratorios, que si bien inicialmente se fijaban en un 26,4% TAE aumentaron hasta el 27,24% en 2016. “En esa fecha, ya sí existían estadísticas del Banco de España. Se establecía como tipo medio de interés para los créditos revolving del 20,84%. Esto supone una diferencia de casi 7 puntos porcentuales, siendo además 7,24 puntos superior al “interés normal del dinero” fijado por el Tribunal Supremo en su sentencia de 2020” indican los expertos.

Como resultado, el juez ha declarado la nulidad del contrato por “considerar usurario el interés remuneratorio”, permitiendo al afectado recuperar 16.430 euros, incluyendo 13.321 euros por intereses remuneratorios y 2.622 euros por prima de pagos protegidos.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.