Como ya se sabe, ha sido elegido Luis Salaya, que en la actualidad es el portavoz municipal de los socialistas en el consistorio cacereño, que ha sumado más votos que la otra candidata, Susana Padilla, militante de la misma formación política.

Hasta ahí la noticia, ya divulgada por medios de comunicación y redes sociales, con lo cual la opinión pública ha quedado informada.

Pero conviene, no obstante analizar la victoria de Salaya, que ha obtenido el 70,43% de los votos emitidos y dados por válidos, que han sido un total de 304, por lo que le han votado 212 militantes de 497 que conforman el censo de Cáceres,  y Susana Padilla ha tenido el respaldo de 82  votos, o lo que es lo mismo, el 26,91% de dichos 304.

Así las cosas,  Salaya está realmente apoyado, si nos atenemos a los datos concretos, por el 40,24 % de la militancia total que son como antes hemos indicado, 497 miembros.

Este es un dato que debería mirarse y estudiar muy mucho por parte de la actual dirigencia de  la FSP, que aglutina buena parte de los votos,y la de la Agrupación local cacereña, el grupo municipal en el ayuntamiento y el propio Luis Salaya como candidato elegido. En las anteriores primarias locales, con tres candidatos, Solís, Martínez-Pereda y el propio Salaya, participaron 419 electores de un censo total de 512, y en las del pasado año, referidas a la elección del secretario general, Pedro Sánchez, con la votación de 326 militantes. Ello da que pensar, ya  que el número de asistentes a las urnas socialistas ha ido disminuyendo paulatinamente hasta el punto que no han acudido a la convocatoria de este domingo pasado, 193 afiliados.

Los datos son significativos y están ahí. Los 82 votos conseguidos por Susana Padilla pueden llamar la atención ya que hace apenas diez días era una candidata absolutamente desconocida y si ha obtenido tal apoyo es porque hay una parte de la militancia socialista que ha confiado en las tesis que ha venido dando a conocer en los días de campaña frente al proyecto enarbolado por Salaya.  Lo que pueda parecer una obviedad es un asunto que habrá que tener en cuenta también, ya que dada la proximidad de las elecciones municipales – mayo de 2019 – el PSOE se juega muy mucho para conseguir de nuevo la gobernabilidad de los destinos de la ciudad de Cáceres y sus habitantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.