Digital Extremadura

AL NOTARIO, PARA QUE ME CREAN

Comparte en redes sociales

Con la frase que da título a este artículo, podría pensar que Guillermo Fernández Vara acudió al notario como último resquicio para ganar una credibilidad que no aumenta. En Mérida, ante notario, Fernández Vara se comprometió a cumplir 60 promesas electorales y en caso contrario, dimitir. Es obvio que mal anda la política y los políticos en general para tener que ir a un notario a plasmar sus promesas y decir que si no cumple se marchará a casa. Pero bien sabe Guillermo que no es más que un gesto para eso; para ganar credibilidad o al menos intentarlo. Pero la ciudadanía, en su mayoría, ni tan siquiera se manifestó sobre el acto y el gesto, lo cual debería preocupar mucho más, aunque la firma ante notario será a buen seguro, el argumento estrella de la campaña del PSOE y lo recordarán cada vez que haya una oportunidad.

 

Parece mentira hasta donde han llevado al PSOE algunos de sus actuales dirigentes y ex dirigentes, porque si hubieran gobernado bien, no tendrían que hacer estas cosas. No voy a entrar a valorar las propuestas porque no son más que parte de un programa electoral que deberá defender ante los ciudadanos y que se puede descargar a través de la web del PSOE; eso sí, antes hay que dar tus datos y una dirección de email. Pero a lo que vamos; si Fernández Vara y el PSOE realmente hubieran querido mostrar que la cosa está cambiando, deberían haber ido más allá y haber presentado una propuesta en la Asamblea para crear una ley que recoja y diga que: «El Gobierno que, a la mitad de su mandato no haya cumplido su programa electoral al 50% y haya aplicado políticas contrarias a sus promesas electorales, deberá dimitir al completo y convocar elecciones». Pero claro, eso es mucho pedir.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta